La banda de nu metal Rigore, se prepara para grabar

En 2012, pero con distintos integrantes, nació la banda Rigore que actualmente tiene a Mariano Zanassi en voz, Cristian Rodríguez en batería, Santiago Solavaggione en guitarra y

Alan Alduncin en bajo. El estilo es nu metal y groove son los característicos de este grupo de músicos que sueña con grabar nuevo disco a fin de año.

El Eco de Tandil dialogó con Mariano Zanassi, su cantante, sobre el presente de la banda y los planes a futuro que les esperan.

 

-¿Cómo fueron los comienzos?

-Arrancamos en 2012, primero con una idea de juntarnos con Agustín Farisano que era otro de los chicos, a hacer covers de todas las bandas que nos gustaban como Animal, Jesús Martyr, entre otras nacionales. Cristian Rodríguez fue el primero en la idea de juntarse ya que todos veníamos de separarnos de otras bandas.

Por lo tanto pensamos en conseguir un bajista para hacerlo en serio y tener temas propios; por lo que sumamos en 2013 a Iñaki Soto y el primer día ya salió un tema. Como Agustín grababa, a los pocos días pudimos maquetar lo que hicimos, lo subimos a las redes sociales para ver la repercusión del tema que se llamaba “Parte de todo” y tuvimos mil likes. A partir de ahí comenzamos a crear más temas para ponernos más serios.

Ya teníamos todo como para salir a tocar, inclusive una fecha programada, y Agustín por cuestiones personales decide dejarnos, pero quería seguir con la edición del disco. Por lo tanto con un miembro afuera, aunque no tanto, nos pusimos en búsqueda de alguien cuando apareció Santiago Solavaggione. A partir de ahí comenzamos a hacer fechas propias, intentamos tocar con bandas que fueron nuestros referentes, así que ahí fueron fechas bastante importante.

En el momento en que estábamos por salir a tocar por la costa atlántica, el bajista Iñaki decidió cortar con nuestra banda y con otra que en la que también tocaba, porque terminó de cursar gastronomía y decidió hacerse un viaje a Europa. Así fue que ingresó Alan Alduncin.

 

-En ese momento ya quedaron conformados.

Exactamente. Por lo tanto retomamos grabaciones y otras cosas que nos habían quedando pendientes con Iñaki ya que teníamos que ir a Tapalqué donde un amigo tiene un estudio en el medio del campo, pero se paró todo y tuvimos que retomarlo más tarde. Por lo tanto ahora estamos renaciendo como grupo.

 

-Pero, ¿les quedó algo grabado o comenzaron de cero?

La realidad es que quedó una parte grabada pero el estilo que tenemos es bastante difícil de registrarlo porque se necesitan de muy buenos equipos, entonces tratamos de comprar lo que más se asemeje a eso.

Hay industria nacional bastante buena que trata de imitar equipos que hoy cuestan 50 mil pesos, mientras que tal vez con 9 mil se pueden utilizar, por lo que estamos tratando de averiguar para hacer una grabación real. La grabación del demo anterior fue mucho más virtual, de todos modos quedó bastante bien pero ahora ya queremos hacerlo real porque aprendés y te abre la cabeza; es como que te demuestra qué tan músicos somos.

Por lo tanto una vez que ingresó el último integrante decidimos hacer borrón y cuenta nueva; eso sumado a que incorporamos un productor para que nos diera otra mirada que no tuviera tanto que ver con el estilo que nosotros tocamos. Este chico produce otras bandas y nos vino bien que aporte desde otro lado ya que desde el primer ensayo nos marcó algunos cambios mínimos y realmente se notaron en los temas.

De esta forma comenzamos a tocar de vuelta y a chequearlo con el productor. Una vez que tengamos todo firme, pusimos fecha para noviembre o diciembre para grabar definitivamente.

 

-¿Los temas que hacen ahora también son de ustedes?

Sí, son todos temas nuevos porque a pesar de que habían hecho algunos con Agustín, formaba parte de otra etapa. De ahora en más se va a grabar todo en relación a Santiago y al nuevo grupo que se conformó.

Lo bueno que pudimos llegar a hacer fue “usurpar” la habitación de Cristián como sala de ensayo porque el problema en las salas es que te corre el tiempo y por supuesto que el dinero. Acá tenemos horarios más extensos, entonces estás con otra cabeza para poder componer y así salieron canciones mientras Santiago está calentando. Hay que ensayar y ver, sumado a la ayuda de la tecnología a través de la cual podemos enseguida grabar lo que hicimos, luego nos lo pasa por Facebook y ahí ya puedo comenzar a ponerle letra a la melodía.

 

-¿Cómo es la movida de este estilo de música en Tandil?

Es muy buena. Hace un tiempo que había caído un poco pero ahora repuntó, hay muchas bandas nuevas que se están conformando y eso ayuda mucho. Cuando tocamos hay por lo menos 150 personas y no es poca cosa. Por supuesto que cuesta porque lo que hacemos es hacer un delivery de entradas para poder asegurarnos el pago del sonido y muchas veces el público no entiende el por qué de la anticipada, pero es para tener esto cubierto. Además tratamos de darle importancia a lo estético ya sea entradas, flyers, etc.

 

-¿Cómo es el futuro de la banda?

El más cercano es ponerle mucha pila a la grabación porque eso te abre las puertas a distintos lados. Antes te pedían un demo, después un material y ahora hay que tener un videoclip para mostrar; pero para hacer esto último se necesita de un buen material y masterizado. A partir de ahí esperemos que se abren nuevos caminos.

Por otro lado, seguiremos tocando en Tandil y la zona. Además tenemos una idea de armar un festival que se vaya trasladando por distintas ciudades porque hay muchas bandas de este estilo en la zona; así que veremos si lo podemos concretar.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario