La Biblioteca Hugo Nario tiene nueva casa

La obra, había comenzado a proyectarse hace muchos años con el apoyo de la Sociedad de Fomento de esa barriada, pero se suspendió por falta de recursos. Este año, el Municipio decidió concretar un gran anhelo que tenía la Biblioteca y el barrio, de contar con más espacio para la cultura y los libros.

-Esta sí que ha sido una excelente noticia.
-Realmente estamos felices porque teníamos necesidad de contar con un espacio más amplio para atender las necesidades propias de una biblioteca que además tiene muchas ganas de generar proyectos propios.
-¿Cuántos volúmenes tiene actualmente?
-Más de 14 mil ejemplares. Este espacio permitirá desarrollar más actividades para los vecinos del Barrio 21 de Abril y la comunidad de Tandil en general.
-¿Qué nos cuenta de la mudanza?
-Llevó varias semanas de traslado del material con sus respectivas estanterías, se comenzó transportando lo concerniente a referencia bibliográfica, luego las novelas clásicas y best sellers, para finalizar con el resto del contenido en el orden que corresponde al Sistema Decimal de Dewey.
-¿Y cómo se organizó el espacio?
-Se armó un rincón infantil, con mobiliario y elementos para que los chicos lean, dibujen y pinten cuando concurren. Este nuevo espacio nos posiciona para poder desarrollar nuevas actividades y talleres que no podían debido al reducido espacio, tal como le comentaba.
-¿Cuáles son las actividades que tienen actualmente?
-Cine y literatura, arte y literatura, taller de costura, entre otros. Y para el 2017 ya se están planificando muchos más. Tenemos muchas ideas para poner en práctica en esta nueva sede.

Gente agradecida

A través del Diario queremos agradecer al Municipio por llevar adelante la construcción de la nueva biblioteca, al Intendente que está siempre atento a la demanda de espacios en los que la cultura es protagonista en la vida de los niños, jóvenes y adultos de la ciudad. También al personal de la Subsecretaría de Educación y Cultura y a Natalia Correa. Asimismo a Guillermina Cadona y Ana Paula Argentiro, al profesor Hugo Nario, que siempre está presente en todas las actividades de la biblioteca y participa activamente en el crecimiento de la misma. a cada una de las personas que dona libros, uno de los tesoros más preciados, para compartirlos con otros; a cada uno de los socios; los talleristas; los colaboradores; los miembros de la Comisión Directiva; los vecinos del Barrio 21 de Abril y de toda la ciudad, para quienes trabajamos y esperamos que habiten más que nunca este nuevo espacio, consultando libros, llevándolos en préstamo, concurriendo a los talleres y participando de las actividades, en definitiva, construyendo este espacio que es de todos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario