La Cámara Empresaria hizo sus planteos al Ejecutivo por el Presupuesto 2017 y ahora apuntará al Concejo

Luego de la molestia que generó el incumplimiento del compromiso de otorgar una audiencia para evaluar los números del Presupuesto 2017 antes de su elevación al Concejo Deliberante, en una modalidad que se repitió el año pasado, finalmente la Cámara Empresaria logró ayer un encuentro con el Ejecutivo.

Con el proyecto en el primer piso de la sede de Gobierno, ayer por la tarde el titular de la entidad camarista, Patricio Fernández, acompañado por una importante cantidad de integrantes de la comisión directiva, acudió a la convocatoria.

Minutos después de las 19, la comitiva fue recibida por el intendente Miguel Lunghi, que estuvo acompañado por el jefe de Gabinete Mario Civalleri, por el secretario de Gobierno Oscar Teruggi, y por el subsecretario de Economía Claudio Bisset.

El intercambio, que se extendió por más de dos horas en el despacho del jefe comunal, se centró en la carga impositiva que deben afrontar los comercios e industrias de la ciudad, que para el próximo ejercicio representará una suba que rondaría el 30 por ciento.

La inquietud del sector apuntó a la injerencia que tendrá la suba de las tasas municipales en tiempos complicados para la actividad, donde el contexto económico golpea en el nivel de ventas, recortes e incluso cierre de comercios.

Así, el planteo fue en contra de aplicar una mayor presión tributaria para comercios e industrias e incluso con la sugerencia de avanzar hacia una disminución en el tiempo.

En ese marco, y en defensa de la postura que quedó plasmada en el proyecto de ordenanza del Presupuesto 2017 para la Administración Central, el Concejo Deliberante y el ente descentralizado Sistema Integrado de Salud Pública, la comuna hizo alusión a una disminución de la tasa de Protección Ciudadana y entregó otros detalles técnicos incorporados en el expediente.

Aunque el planteo fue recepcionado, desde la Cámara son pesimistas respecto de la posibilidad de lograr resultados a las propuestas realizadas, por lo que las expectativas apuntan ahora a conseguir alguna repercusión sobre sus aspiraciones ante los integrantes del Concejo Deliberante.

Perspectivas
del sector

Superado el cónclave en la sede de Gobierno, el vicepresidente segundo de la Cámara Empresaria, Sebastián Alewaerts, realizó una lectura sobre los resultados del diálogo con el Ejecutivo y adelantó las próximas acciones.

En principio destacó que, pese a las posturas disímiles, la reunión se desarrolló en buenos términos. No obstante, sostuvo que “no vemos que vaya a haber alguna modificación en función de la postura que llevamos nosotros como representantes del sector”.

En esa línea, citó el pedido de audiencia que se presentó ayer por mesa de entradas al Deliberativo. “Vamos a concurrir a una reunión con concejales para seguir planteando la posición del comercio y la industria para ver si ellos, que son los que aprobarán el proyecto elevado por el Ejecutivo, dan la posibilidad de hacer alguna modificación”, anticipó el dirigente.

En definitiva, sobre el diálogo con el Intendente y parte de su Gabinete, rescató la difusión de los aspectos técnicos incluidos en el presupuesto aunque “hubiésemos preferido que fuera con anterioridad” para otorgarles un tiempo para analizar las variables y hacer las sugerencias pertinentes.

De todos modos “queda la instancia del Concejo Deliberante”, en la cual “trasladaremos nuestros pensamientos” y a partir de allí “se verá si se logra alguna otra modificación”.

Una “pequeña
reducción”

Luego compartió detalles sobre la “pequeña reducción” que se aplicará en el porcentaje de la alícuota que tendrá la Tasa de Seguridad para los contribuyentes adheridos a la Tasa Unificada de la Actividad Económica, que pasará del 30 al 20 por ciento para los pequeños comercios y del 30 al 25 para los que abonen el impuesto de acuerdo a las ventas.

“Si alguien vende lo mismo en diciembre que en enero, en enero pagará un poco menos de tasa que en diciembre”, graficó.

El representante de la industria en la entidad de calle Mitre 856 aseguró que la comisión directiva desconocía la modificación aplicada para el próximo ejercicio. “No lo habían comunicado”, enfatizó, y a propósito de ello dijo que “habíamos pedido una reunión con anterioridad y cuando vimos que variaban las tasas de 2016 con respecto a 2017, nos hacía prever que podía haber algún aumento en la alícuota”.

Si bien se redujo un porcentaje de la Tasa de Protección Ciudadana remarcó que la Unificada sufrirá aumentos para el año entrante.

Enmarcado en la situación en que se encuentran los comercios y las industrias de la ciudad advirtió que “es difícil seguir absorbiendo aumentos” y que “la carga tributaria siga cayendo muy fuerte sobre los privados”.

Por eso adelantó que se abocarán a estudiar la información que les entregaron en la reunión para determinar el escenario proyectado para el próximo ejercicio.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario