La Cicop responsabilizó a Lunghi del conflicto

Durísimas quejas contra el intendente Miguel Lunghi lanzaron los profesionales de la Salud nucleados en la Cicop ayer por “el injusto” descuento que el Municipio ya efectivizó en el último recibo de sueldo de los días no trabajados, en reclamo por el reconocimiento gremial. Ahora por el “honor”, los trabajadores redoblaron la lucha e iniciaron un paro por tiempo indeterminado. Mientras tanto, el Ejecutivo avanza en acciones legales en busca de detener la medida de fuerza.

Al salir de una nueva asamblea, la presidenta de la Asociación de Profesionales de la Salud en Tandil, Mabel Brindo, dialogó con El Eco de Tandil. Tras idas y vueltas, ofertas y contraofertas -coincidentes en frustrados resultados hasta el momento-, la doctora responsabilizó de lleno al jefe comunal del conflicto, y rebatió que seguirán firmes, a pesar de los significativos descuentos, en su lucha en defensa de la carrera profesional hospitalaria y el reconocimiento gremial.

“El Intendente se cansó y mandó los descuentos”, aseguró, según las versiones que recibieron en las últimas horas. Aclaró que ya sabían que los recibos de sueldo iban a llegar con la liquidación sólo de los días trabajados. En algunos casos, precisó que se llegó a descontar “entre 15 y 17 mil pesos, y hubo otros de menor envergadura”.

“Pero –puntualizó- no reflejan los días de paro, fueron enviados por las direcciones y muchos fueron mal liquidados, sobre todo, los de Atención Primaria de la Salud, que han descontado días de paro a gente que no trabaja en esos días”.

 

Una cuestión de “honor”

 

Más allá del impacto en los salarios, Brindo remarcó que “esto se transformó ya en una cuestión de honor y dignidad; no es un capricho. Si nosotros desistimos en este momento en las medidas de fuerza, es decirles `hagan lo que quieran con la carrera y con todo lo que les estamos pidiendo”.

Insistió en que lo único que, en este marco de conflictividad, se le pidió al Ejecutivo era que no se descontaran los días de paro, al considerarlo “una respuesta injusta”, teniendo en cuenta –argumentó- que el Municipio en los últimos años no descontó prácticamente ningún paro, ni siquiera los quince días que se hicieron de paro para que “regalen un bono, que –lanzó- a nosotros tampoco nos tocó”.

 

Los canales del diálogo

 

En el marco del conflicto, desde la Cicop remarcó que “habíamos ofrecido negociar una simetría salarial, pero negociarla nosotros. Habíamos ofrecido que todo tenga su arreglo, pedíamos que firmen lo que nos decían y se comprometieran a cumplir con los lineamientos de la carrera profesional que está vigente, y ni siquiera podían firmar eso”.

Por su parte, insistió en que “en ningún momento cortamos el diálogo. Estuvimos siempre tratando de acercarnos y el Municipio nos contestó diciéndonos de forma verbal una cosa y por escrito otra”.

Sostuvo que los descuentos de los días podrían haberse dado de otra manera; y no “apresuradamente”, como se hicieron. “El Ejecutivo puso una bomba en el canal de comunicación y explotó todo, por lo tanto me parece que ahora el diálogo tiene que ser reiniciado del lado de ellos, más de lo que hemos hecho nosotros, no se me ocurre”, confesó.

 

La fuerza del reclamo
“Ahora ellos –recalcó la doctora Brindo- quieren saber si vamos a seguir de paro o vamos a seguir teniendo fuerza aún después de que nos tocaron el bolsillo. En todo momento nosotros les dijimos que no era un tema de bolsillo, sino de dignidad”.

Sin embargo, reconoció que frente a los descuentos “hay muchísimo enojo porque en realidad uno vive de esto. Entonces, consideramos que no está bien y nos parece que el Municipio tiene que reverlo. El que tiene ahora que admitir que evaluó mal cómo venía la mano y no nos escuchó es el Municipio”.

 

La responsabilidad del Intendente

 

Mientras tanto, confirmó por último que la medida de fuerza continuará. “Vamos a seguir de paro con esta misma modalidad, vamos a decidir qué hacer, colocaremos carteles y vamos a seguir. La responsabilidad de la salud pública y de garantizarla la tiene el intendente Lunghi, nosotros somos ciudadanos y como tales reclamamos nuestros derechos. Pero el que tiene la obligación de negociar y acordar para que la gente tenga garantizados los recursos, es el Intendente”

 

“Los profesionales han equivocado el camino”

 

Por su parte, el secretario de Gobierno, Oscar Teruggi, lamentó que se haya llegado a esta instancia de conflictividad, y consideró que los profesionales de la Salud han “equivocado el camino”. Confirmó que, desde el Ejecutivo, avanzan en paralelo en acciones legales en busca de detener la protesta, y el fuerte impacto que tiene y que perjudica a los pacientes del Sistema Integrado de Salud Público.

Así lo expresó en diálogo con “Dulce o Amargo” (programa de Tandil FM 104.1 de El Eco Multimedios). En principio, el funcionario admitió que se trata de “un tema muy complejo” y que más allá de que parezca que están todas las puertas cerradas, el Ejecutivo trabaja para “buscar siempre el diálogo y destrabar la situación”.

Sin embargo, insistió en aclarar que la Cicop pretende un gesto del Municipio para revertir la cuestión de legalidad, punto que ratificó “no está a nuestro alcance”.

Recalcó que existe “un marco normativo, en el cual nos debemos mover, hay leyes y hay disposiciones que en su momento decretó el Ministerio de Trabajo y distintas cuestiones que hacen a cuál es el margen que uno tiene para moverse cuando hay dos asociaciones sindicales que están en el mismo ámbito territorial”.

Por lo tanto, en medio de la medida de fuerza que llevan adelante, el secretario de Gobierno consideró que “los profesionales han equivocado el camino, que podrían seguir protestando, insistiendo en algunas de las cuestiones que reclaman, pero sin ir a un paro por tiempo indeterminado. “Esto sin duda afecta a toda la comunidad en su conjunto, más en un momento crítico, en el que prácticamente no hay camas, ni en lo público ni en lo privado, con la cuestión sanitaria”.

En consecuencia, confirmó Teruggi que están viendo de poder dialogar y tomar las cosas “de otra manera”. Por su parte, desde el Ejecutivo, garantizó que están “muy seguros de lo que decimos y la Cicop creo también lo sabe. Y por esa razón pide un gesto de carácter político, en lugar de pedir cuestiones que estén al alcance legal”.

 

“En el medio está la gente”

 

Volvió así sobre la puja intersindical, y recordó que siempre los profesionales de la Salud fueron representados, en mesas de negociación paritaria, por el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil.

Desde el Ejecutivo, entonces, ratificó que han pedido “la legalidad de la medida” y avanzan con “algunas otras gestiones ante el Ministerio de Trabajo de la Nación”, aunque señaló que “estas cosas no son inmediatas”.

Mientras tanto planteó que “en el medio está la gente, la gente que necesita hoy ser atendida, en un brote de gripe muy importante que tiene la ciudad. Por lo tanto me parece que los profesionales tienen que salir del paro por tiempo indeterminado, es muy difícil, una cosa es un paro por uno o dos días, que luego se revierte, pero esta situación nos parece un poco desmedida”

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario