La comuna deberá pagar un millón de pesos en un juicio por mala praxis en el Hospital

Casi 15 años después del mayor conflicto médico que recuerde la historia lugareña, la comuna deberá pagar un millón de pesos a la familia de Francesco Agostino, un nene que para la Justicia fue víctima de mala praxis durante el parto, lo que derivó años más tarde en su deceso.
La causa, caratulada ?Agostino contra el Municipio de Tandil?, se inició a mediados de los ?90, a través de una denuncia presentada por el padre de la criatura, Oscar Agostino. Con el correr del tiempo, siguió los pasos procesales correspondientes y en julio de 2005 el juez Pedro Valle falló en favor de la familia denunciante. La comuna apeló, de acuerdo a una exigencia del Tribunal de Cuentas, pero la Justicia no le dio lugar, por lo que la sentencia quedó firme en el tribunal de alzada de La Plata.
Así las cosas, la Municipalidad de Tandil fue condenada a pagar la suma de un millón de pesos, cosa que nunca se efectivizó, por lo que en las últimas horas el abogado de la querella, Juan Menéndez, solicitó el embargo por ese dinero a una cuenta del Banco Provincia.
Fuentes consultadas por este Diario admitieron que además de la Municipalidad, deberá cumplir con la sentencia un médico del nosocomio, considerado por la Justicia responsable del caso. En ese sentido trascendió que el seguro que resguarda a los profesionales no llega a cubrir ese monto.

El caso

El caso en cuestión tuvo lugar durante la administración de Julio Zanatelli, en medio de un conflicto sin precedentes con los médicos del Hospital Municipal Ramón Santamarina. En la oportunidad, la madre de Francesco dio a luz con demora debido a la falta de profesionales, con complicaciones durante el parto.
Eso trajo aparejadas secuelas para el bebé, que creció con graves y evidentes problemas de salud, los que precipitaron su fallecimiento cuando apenas tenía 12 años.

Silencio oficial

En la víspera, este Diario intentó obtener la visión de la comuna sobre los alcances de la sentencia, pero las fuentes consultadas prefirieron el silencio por ?respeto? a la familia de la víctima.
Apenas se dijo que durante la gestión Lunghi la comuna puso su ayuda a disposición de los Agostino, con apoyo tanto material como emocional. ?Es una historia muy triste?, dijo un funcionario que solicitó el anonimato. Empero, coincidieron en que la Municipalidad deberá hacerse cargo de lo dispuesto por la Justicia.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario