La comunidad de Villa Laza propone Celestina Palmieri como nombre para una calle

Hoy, a las 19, en las instalaciones del club La Movediza, se reunirán para llevar adelante un acto homenaje, en el que promoverán rebautizar la actual calle Formosa entre Juan B. Justo y Jujuy por el nombre de Celestina Palmieri.

Por este medio se invita a instituciones y vecinos a acompañar con sus firmas esta propuesta que será presentada ante el Concejo Deliberante de esta ciudad.

La iniciativa cuenta con la adhesión del club La Movediza, la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA), la comunidad educativa de la escuela y el jardín de infantes de Villa Italia, a quienes se sumarán docentes, amigos y tandilenses de Celestina Palmieri, quien fue maestra y directora de la Escuela 22 por más de treinta años.

Los organizadores recordaron que hoy “se cumplirán 66 años de aquella primavera que la vio llegar al barrio para dar clases en la escuela que la tuvo presente hasta su jubilación”.

 

El homenaje

 

Celestina Palmieri desembarcó en Villa Laza el 21 de septiembre de 1947, recién egresada de la Escuela Normal, con 19 años. “Nunca me voy a olvidar de ese día. Era un día de un sol hermoso. Cuando yo llegué por esa callecita que daba a la escuela -donde hoy está el club La Movediza- recuerdo que vi a todos los chicos que bajaban desde el cerro con las manos llenas de flores para las maestras”, decía la protagonista del actual homenaje en una entrevista con este Diario, el 6 de septiembre de 1994.

En principio, Celestina tomó algunos de los cursos de la Escuela 22 de Villa Laza y años más tarde se convirtió en directora.

Fue una precursora en un barrio que por entonces era periférico. Dio clases de ecología e inculcó el amor por la naturaleza. Además, trabajó junto a las madres de los alumnos, en su mayoría hijos de los obreros de las canteras.

“Villa Laza es mi familia. Así lo siento. Además estuve más de 30 años de mi vida siendo maestra y directora en la escuela de la comunidad, y viví 18 años allí. No sé cómo, pero se produjo un romance entre la gente de Villa Laza y yo”, confiaba por entonces esta mujer, emblema del barrio que hoy la quiere eternizar su nombre en una de sus calles.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario