La comunidad le dijo adiós a Américo Reynoso con un respetuoso aplauso en la Municipalidad

Un centenar de personas entre autoridades políticas y vecinos se congregó ayer a la mañana en la explanada de la Municipalidad para darle su último adiós a Américo Reynoso, el primer intendente en la recuperación de la democracia, con un cálido y sentido aplauso, previo a la inhumación de sus restos en el cementerio municipal.

Dirigentes del radicalismo y de sectores opositores dejaron de lado sus diferencias, para homenajear al querido dirigente político, pero también social que, sin lugar a dudas, será recordado con mucho afecto por toda la comunidad.

Junto al intendente Miguel Lunghi estuvieron presentes el jefe de Gabinete Mario Civalleri y demás funcionarios de su equipo de Gobierno; el presidente del Comité de la UCR, Matías Civale; el senador provincial, Carlos Fernández, entre otros.

También, se acercaron a despedir los restos del exintendente, concejales del Frente para la Victoria, del PRO y del justicialismo, junto a referentes de dichos espacios.

Los primeros en arribar al Municipio fueron los integrantes de la Juventud Radical, junto a algunos ediles del radicalismo, y luego fueron sumándose otros actores del escenario político vernáculo, como así también vecinos, que decidieron salir de sus hogares para sumarse al simbólico adiós.

Alrededor de las 11 arribó el cortejo fúnebre de la empresa Alessi y Manna, y uno a uno fue acercándose en silencio a dejarle un clavel sobre su ataúd para finalmente unirse en un respetuoso aplauso en reconocimiento a su gran obra por la ciudad.

 

Un hombre de bien

En el marco de la afectuosa despedida, el presidente del Comité de la UCR, Matías Civale, manifestó en diálogo con El Eco de Tandil que el exjefe comunal durante el período 1983–1987 “representa para la ciudad lo que fueron los momentos de 1983, esa esperanza a la nueva democracia y va a quedar en la memoria de todos, no solo como un gran hombre, un buen padre de familia y sobre todo un buen vecino, sino también como el primer intendente de la nueva democracia”.

Por lo tanto, explicó que consideraron importante despedirlo con un fuerte aplauso en las puertas de la Municipalidad, el lugar emblema en cuanto a la representación democrática, para luego ya en el cementerio municipal darle “los últimos saludos”.

Celebró Civale que afortunadamente la comunidad le pudo hacer reconocimientos en vida porque “estuvo muy lúcido hasta sus últimos días”. El dirigente de la UCR expresó que lo recordarán “con sus consejos y su hombría de bien”.

Lo describió como “un hombre muy generoso” porque contó que inclusive, en este último tiempo, Reynoso decía que “la mejor gestión era la actual y cuando hablaba de la suya hablaba de lo bien que habían trabajado sus secretarios”.

Por último insistió en que “el momento histórico que le tocó atravesar, va a ser que se lo recuerde como el primer hombre que ganó las elecciones y que después de su mandato siguió caminando con los vecinos y nos traía los planteos y nos contaba lo que le faltaba a cada barrio. Y nunca con un cuestionamiento, sino con las mejores intenciones, así que hay que recordarlo con mucho cariño”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario