La diagonal fue vallada el sábado por la noche pero hubo descontento

Walter Villaurrel, director de Control Urbano Vehicular, habló con “Tandil Despierta” sobre el trabajo realizado durante el fin de semana en la zona de la Diagonal Illia donde la queja de los vecinos por las contraexplosiones de las motos durante las noches se multiplicaba. Ante la situación, desde la Secretaria de Protección Ciudadana, habían determinado que el viernes y el sábado se coloquen vallas en la zona.

Nosotros estuvimos trabajando, hicimos control juntamente con la Policía local y personal de la Sección Primaria“, dijo Villarruel e informó que “el viernes no llegamos a poner el vallado, hicimos controles y llegamos a siete secuestros de motos. El sábado si se cortó la Diagonal, la verdad fue medio difícil, la gente corrió las vallas, las tiró y las sacó

Hay vecinos que se quejan; fue medio complicado; es una medida que la habían pedido justamente los vecinos. Hubo una queja puntual también de los concesionarios del Castillo Morisco, cualquiera que va ahí ingresa por la Diagonal e ingresa por la arcada del Parque”, sostuvo.

Para el director de Control Urbano Vehicular, “hay que ser más creativos para los controles” y puntualizó que “cuando es mayor la presencia policial se puede abarcar un mayor radio para el control”

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario