La edil Poumé solicita al Ejecutivo precisiones sobre el estatus legal de los jardines municipales

La presidenta del Bloque de Concejales del FPV presentó un pedido de informes para conocer la situación actual de las guarderías municipales, ya que en el presupuesto para este año las cuatro instituciones se definieron como jardines maternales. En concreto, reclamó certezas sobre el avance del convenio con la Provincia para su regularización, teniendo en cuenta que la ley establece diversos requisitos para ese nivel educativo.

En la minuta de comunicación, que pasó a la Comisión de Cultura y Educación, el bloque solicitó que el Departamento Ejecutivo, a través del área que corresponda, “informe sobre el status legal que alcanza a los jardines maternales municipales, incluidos en el Presupuesto 2017 Ordenanza 15.478 de 2016, adunando la documental respaldatoria”.

En el segundo artículo, reclamó confirmaciones sobre “si se han iniciado los trámites correspondientes para efectivizar el convenio con la Dirección General de Cultura y Educación, a fin de regularizar la situación legal de las cuatro instituciones”.

Por último, requirió que la respuesta al pedido de informes se eleve al Concejo en el plazo de 30 días que establece la Ordenanza 5.181 que fuera promovida por el actual senador Carlos Fernández.

Los argumentos
según las leyes

Durante el debate y tratamiento del presupuesto para este año, la concejal María Eugenia Poumé había anticipado sus diferencias con la Subsecretaría de Cultura y Educación del Municipio, que incorporó a las antiguas guarderías bajo la figura de jardines maternales municipales. Sin embargo, en las reuniones de la Comisión de Cultura y Educación del Legislativo no se aclaró la situación legal de las cuatro instituciones que funcionan bajo la órbita de la comuna.

En relación a la solicitud de informes sobre el encuadre legal de los jardines maternales municipales, remarcó que en la ordenanza de presupuesto se detectó la inclusión dentro de la Subsecretaría de Educación y Cultura que depende de la Secretaría de Gobierno -con la correspondiente partida para solventar los gastos- y se los desafectó de la Secretaría de Desarrollo Social, donde funcionaban como guarderías.

Además, consignó que al describir el programa del área que conduce Natalia Correa, detallaron que “si bien la promoción de la educación formal no es competencia del Estado municipal, el Departamento Ejecutivo considera que lo que pueda hacerse en el fortalecimiento de los derechos humanos no entiende de jurisdicciones. Y es por ello que mediante los jardines maternales se busca dar el primer paso hacia la atención educativa de la primera infancia, la creación y puesta en funcionamiento de los jardines maternales municipales se enmarca en lo establecido en la Ley Nacional 26.206/06 y la Ley de Educación Provincial 13.688/07, que consideran al nivel inicial como el primer eslabón del sistema educativo argentino”.

Por ese motivo, María Eugenia Poumé destacó que la misma Subsecretaría de Cultura y Educación le otorgó el nuevo status a las cuatro instituciones municipales y confirmó que quedan alcanzadas por las Leyes de Educación Nacional y Provincial.

En ese sentido, citó que la Ley 13.688, en su artículo 17, expresa que: “El Estado provincial financia y, a través de la Dirección General de Cultura y Educación, planifica, organiza y supervisa el Sistema Educativo, garantizando el acceso a la educación en todos sus ámbitos, niveles y modalidades, mediante la creación, regulación, financiamiento y administración de los establecimientos educativos de gestión estatal, y la regulación, supervisión y contralor de los establecimientos educativos de gestión privada con o sin aporte estatal”.

Por otro lado, la misma norma provincial define que el sistema educativo bonaerense está integrado por todos los ámbitos, niveles y modalidades de Gestión Estatal, los de Gestión Privada, las instituciones regionales y distritales encargadas de la administración y los servicios de apoyo a la formación, investigación e información de los alumnos y trabajadores de la educación, los institutos de Formación Superior y las universidades provinciales.

Pero además, determina que el objetivo es que esa estructura única tenga orden y cohesión, articulación entre niveles y modalidades, validez nacional de los títulos y certificados, pero además que todas las actividades pedagógicas estén a cargo de personal docente titulado.

En este sentido, la concejal remarcó que en los niveles del sistema educativo provincial se estableció la Educación Inicial: “Organizado como unidad pedagógica y constituido por jardines maternales, para niños desde los cuarenta y cinco días a dos años de edad inclusive; y jardines de infantes, para niños de tres a cinco años de edad inclusive, siendo los dos últimos años obligatorios”.

Respuestas
incompletas

Por otra parte, María Eugenia Poumé señaló que “en la reunión preparatoria del presupuesto 2017 correspondiente al área Secretaría de Gobierno, la subsecretaria de Cultura y Educación informó a los concejales presentes que los denominados jardines maternales que aparecen en el presupuesto y que se denominan, Pérez Esquivel, Cai Mater, Coco Miel y María Teresa Díaz, son en realidad jardines maternales comunitarios de acuerdo a una clasificación que surgiría del área de Desarrollo Social Provincial, quien les asigna becas”.

Y añadió que “a pesar de habérsele solicitado la documental respectiva a fin de aclarar la situación legal de esas instituciones, en lo referente a la norma en que estarían encuadrados los jardines de infantes comunitarios, no la hemos recepcionado aún”.

Por ese motivo, remarcó que al consultar con especialistas de Educación Inicial, no logró obtener precisiones sobre los jardines maternales comunitarios que estarían fuera de la órbita de la educación formal que regulan las leyes de educación provinciales y nacionales.

Pero además, resaltó que “en los medios de comunicación locales y en la página del área se denominan a las cuatro instituciones como jardines maternales, no figurando la palabra comunitario, tanto para la inscripción de niños como de docentes”.

Y como ejemplo, citó que el 17 de febrero pasado, el área de prensa difundió: “La Dirección de Educación dependiente de la Subsecretaría de Cultura y Educación del Municipio de Tandil, informa que el día 22 de febrero a las 10, en la Oficina de Educación, Colón 1118, se realizará la asamblea para cubrir cargos docentes en maternal. Jardín Maternal Cai Mater, sala deambuladores, turno mañana, de 7.45 a 12.45; cargo suplente Jardín Maternal Cocomiel, sala deambuladores y lactantes, turno mañana de 7.15 a 12.45, docente sala deambuladores”.

Tras consignar esa gacetilla de prensa, la concejal sostuvo que “se infiere por parte del Ejecutivo, un reconocimiento sobre el status que poseen esas instituciones, con lo cual debería adecuarse a la norma vigente de manera inmediata”.

Por último, advirtió que si los jardines no se adecuan a las leyes nacional y provincial, “implicaría la vulneración de derechos de niños, niñas, docentes y familias”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario