La ESB 9 vivió una jornada a pleno arte con la creación colectiva ?El otro lado?

En este proyecto Clarisa Rodríguez, Cielo Mejía y Nicolás Hernandorena, artistas de la Incubadora de Arte, fueron los responsables de la realización escenográfica. La música y los arreglos vocales estuvieron a cargo de Diego Pedraza. De la coreografía, dirección de escenas y asistencia fueron responsables Soledad Lami, Verónica Rodríguez y Rocío Stellato.
La obra, una mixtura de música, teatro, literatura, artes plásticas y danza trata la problemática de la marginación social. Los actores son unos treinta adolescentes y jóvenes en escena que no paran de moverse. Es una creación colectiva donde ellos han cimentado, paso a paso, su argumento y sus canciones.
Parten de la premisa de que el arte es un derecho de todo ciudadano y que, como la salud, el alimento y la educación, debe estar entre sus prioridades y por esto proponen a la comunidad asumirlo como tal y no delegarlo en otros.
No lo han concebido sólo como un pasatiempo ni como un espacio terapéutico, sino como una forma de producción, un espacio para la voluntad de hacer y de construir. Allí los jóvenes aprenden a conocer su cuerpo, manejar su sentir y vencer la timidez.

Espectadores

Los alumnos primero, segundo y noveno año de la ES 9 y el sexto año de la EP 37 siguieron con atención -y varios con emoción- el dramatismo de la obra.
Para muchos era su primer encuentro con el teatro, a pesar de que el año pasado también los visitaron con ?Maten a la rata?. Sin embargo, como cada año ingresan nuevos alumnos y otros parten, los espectadores se renuevan.
Fue muy cautivante ver a 200 chicos totalmente concentrados en el desarrollo de la obra y  seguramente movilizados por la temática donde se aborda la marginación, el discurso demagógico de los políticos y, la problemática de los chicos que beben, pelean, cartonean, delinquen y terminan mal.
En esta oportunidad, los profesores de la escuela acompañaron a sus alumnos en la palpitación de lo movilizante y conmovedor.
Al finalizar la obra era tanta la emoción que no pudieron aplaudir, sino después de unos segundos, ya que se había hecho un gran silencio y luego estalló el aplauso.

Intercambio

Luego de la obra se realizó un interesante intercambio entre alumnos, actores y el director de teatro. Allí surgieron preguntas y los chicos indagaron sobre cómo nació la obra, cómo se trabaja en teatro, qué sintieron, dónde se reúnen para ensayar, cuáles son los tiempos de ensayos, las edades de los actores y si es abierto a todos (¿A todas la tribus?, preguntaron).
Dice Norma González, directora de la ESB: ?Enmarcado dentro de un proyecto pedagógico que apuesta al valor educativo del arte como camino para los jóvenes, nos enseñaron muchas cosas con su idea de inclusión e integración y su apertura a toda persona que se acerque y quiera participar de manera voluntaria. Así que al finalizar, muchos chicos se aproximaron a preguntar cómo podían contactarse y ver un ensayo, anotarse en el grupo de teatro, ir al andén de la Estación de Ferrocarril?, acción que concretaron varios de los presentes.

Reconocimientos

Desde la dirección de la ESB 9 agradecen la participación del grupo de teatro que dirige el profesor Eduardo Hall, a sus colaboradores, a los actores, al papá que hizo el transporte de toda la escenografía en cuatro agitados viajes y a los alumnos que ayudaron a armar y desarmar tarimas, colocar sillas,  mover los bafles de sonido, cargar y descargar el decorado, entre otras tantas tareas.
Fue una obra de un teatro comunitario hecho por jóvenes para otros jóvenes que también trabajaron de manera comunitaria y como afirma Ricardo Talento: ?Si todo ser humano se convirtiese en una potencialidad creativa no se permitiría, seguramente, este mundo absurdo en el que vivimos?.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario