La Escuela Normal sufrió tres ataques vandálicos durante la tarde del domingo

 

La docente denunció los hechos en la Seccional Primera, y en fuentes policiales se indicó que se inició un sumario por “Robo y daño”, sin especificar la tremenda alevosía con la que actuaron los vándalos.
La profesora explicó que aproximadamente “a las cuatro de la tarde del domingo fui advertida por la empresa de alarmas y cuando llegué a la escuela, ya estaba la policía en el lugar”.
En la recorrida se comprobó que había sido violentado un portón trasero que tiene vista a la Escuela de Comercio, lugar por el cual los inadaptados entraron al establecimiento.
“Habían estado jugando –si así se puede decir- con los matafuegos, por lo que estaba todo inundado de su polvo seco. Además, con el mismo matafuegos escribieron pizarrones y paredes. También usaron aerosoles marrones y negros para provocar daños en pasillos, pizarrones y aulas”, relató Susana Copponi.
Durante ese ataque “también fueron a la planta alta y escribieron en una zona”.
 
Segundo episodio e
intento de incendio
 
Pese a la magnitud del ataque, hechos más graves se sucedieron cuando los efectivos policiales y los directivos se retiraron, ya que los vándalos prendieron fuego en uno de los salones.
La directora explicó que “como había venido sin las llaves, precintamos los sectores con la gente de la alarma y fui a buscarlas a casa para asegurar las puertas”.
Añadió que “le pedí a la directora de secundario que me acompañara y cuando llegamos, nuevamente estaba el señor de la alarma. Entramos y la escuela estaba inundada de humo, producto de la quemadura de plásticos”.
El segundo ataque se produjo “entre las 17 y las 17.30. Pudimos sofocar el fuego que ardía en el piso de un salón y nuevamente aseguramos las puertas y nos retiramos”, dijo Susana Copponi.
La directora confirmó que realizó la denuncia en la Seccional Primera, además de pedir mayor seguridad a la empresa de alarmas y al 101, donde “adujeron escasez de recursos, pero se comprometieron a recomendar al patrullero que pasara”.
 
Tercer caso
 
La historia no terminó allí, ya que ayer por la mañana “nos encontramos con la sorpresa de nuevas escrituras. No sé si tipo gato o cómo, pero ingresaron nuevamente”, indicó.
Además, ayer apareció uno de los matafuegos que había desaparecido el domingo.
Susana Copponi dijo que “observamos en un comercio de Mitre y 4 de Abril que han estado escribiendo con el mismo matafuegos”.
Además, los daños en la escuela incluyeron el destrozo de un televisor, cerca de 30 vidrios de la planta baja, mientras hay muchos astillados en la planta alta”.
Por otra parte, hubo roturas en los vidrios de la oficina de tesorería, en sillas y mesas.
 
Llamado a 
la reflexión
 
Consultada acerca del posible origen de los ataques, la directora dijo que “nos queremos convencer de que no fueron cometidos por alumnos de la escuela, pero no tenemos ninguna seguridad”.
Seguidamente pidió a los padres “que tengan una conversación con los hijos por un camino lateral. Eso quizás nos puede ayudar para saber algo, no para castigar, sino para educar”, acotó. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario