La FAA demandará públicas que promuevan el desarrollo agropecuario

El presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Omar Príncipe, desembarcó ayer en Tandil para conversar con productores locales y de localidades vecinas sobre las expectativas del sector con vistas al balotaje del domingo. En la ocasión, efectuó un balance de los últimos años, pidió un nuevo “modelo agropecuario” y exigió que el próximo presidente de la Nación se comprometa a tomar medidas que beneficien a los pequeños y medianos productores.
En la filial Tandil, ubicada en avenida Marconi 1334, junto al vicepresidente Dardo Alonso y el presidente de la filial Ayacucho, Aníbal Chiramberro, el dirigente de la entidad dialogó con El Eco de Tandil y detalló la situación que atraviesa el sector.
Sostuvo que actualmente hay “muchas deficiencias” en la materia y las expectativas en la contienda electoral son “cambiar un modelo agropecuario”, uno de los pedidos que -según advirtió- vienen “sosteniendo” durante todo este año.
Remarcó que el esfuerzo de la Federación Agraria Argentina fue instalar en la agenda política la necesidad de “abrir un debate” sobre qué modelo agropecuario necesitan los argentinos.
Y fundamentó que, en el país, “hemos tenido un proceso que ya lleva más de 20 años, que es un modelo agropecuario que tiene como proceso una concentración productiva enorme que llevó a la desaparición de miles de pequeños y medianos productores en las economías regionales, que involucra a todas las producciones y que la Argentina, por eso, se ha estancado en la producción de leche, ha perdido en la carne mercados internacionales, ha perdido mercado internacional y se produce cada vez menos trigo, y estas son situaciones que las podríamos haber evitado”.
Sin embargo, subrayó que a todo ello se le suma y es mucho “más preocupante” la desaparición de más de “160 mil productores que no están más en la Argentina”.
Por lo tanto, el presidente de la Federación Agraria Argentina advirtió que si no se logra “frenar” este proceso agropecuario “los alimentos que produce la Argentina los van a terminar haciendo fondos de inversión, grupos concentrados, que nada tienen que ver con el desarrollo territorial agropecuario”. En definitiva, planteó que “desaparece ese agricultor tradicional que fue quien históricamente contribuyó al desarrollo de los pueblos del interior”.
Por lo tanto, el dirigente agropecuario remarcó que esto es “clave” si se quiere una Argentina que “potencie la producción alimentos, la leche, la carne, los granos, las frutas, pero la pregunta es ¿en manos de quién vamos a dejar esa producción? Y las políticas públicas que desde la Federación impulsamos y demandamos, justamente, tienen que ser orientadas para sostener y promover a ese agricultor tradicional”.

Los reclamos y
las propuestas

En ese marco se le consultó quién considera que es capaz de llevar adelante este “nuevo modelo” que reclaman, si Daniel Scioli o Mauricio Macri, y el dirigente Príncipe aseguró que desde que asumió la conducción de la Federación Agraria Argentina ha tratado de romper “la lógica de blanco o negro, si somos amigos o enemigos”.
Y así lo sostienen porque consideran que “el mensaje que necesita la sociedad es el de terminar con las intransigencias, con las luchas que nos llevan a las divisiones y tenemos que hablar de consensos, de diálogo y de aportar”.
Por eso, mencionó “un dato concreto de lo que hemos hecho: la Federación Agraria en todo 2015 ha demandado, ha protestado, ha hecho `tractorazos´ y jornadas de protesta, pero además ha hecho propuestas porque las demandas tienen que estar acompañadas de propuestas y gestión. En eso creo que hemos marcado un rumbo, a nivel nacional, que fue muy claro desde la entidad y así lo vamos a sostener con quien sea Gobierno a partir del 10 de diciembre”.

“No nos podemos
posicionar”

En consecuencia, aseguró que “no nos podemos posicionar institucionalmente, ya que dentro de nuestra entidad tenemos dirigentes que trabajan o que tienen alguna preferencia para algún espacio político o para otro, o alguno -incluso- con espacios políticos que ya no compiten en este balotaje”.
Sin embargo, Príncipe remarcó que como institución “tenemos toda la obligación y toda la responsabilidad de marcar cuáles son las políticas agropecuarias que desde la Federación creemos que tienen que ser en beneficio del sujeto agropecuario que representamos”.

Políticas de
desarrollo

“En eso -insistió- categóricamente decimos que la Argentina necesita implementar políticas públicas diferenciadas para sostener y promover a pequeños y medianos agricultores, además para incorporar y sostener a un movimiento cooperativo que sea parte de las cadenas de valor, del sistema comercial agropecuario y también del sistema de comercio exterior”.
Y remarcó que es en ese sentido que las propuestas que impulsan desde la entidad “están basadas en políticas que sean de crecimiento y desarrollo de agricultores, de una agricultura familiar, tradicional, y que acompañe todo el potencial que tiene la Argentina como sector primario y generador de granos, de alimentos, pero además dándole valor agregado y en origen como un factor mayor de desarrollo local”. u

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario