La Facultad de Arte, en el corazón de la ciudad

Por Flavia Contoli

El clima lluvioso y gris no pudo opacar la alegría de la comunidad educativa de la Facultad de Arte de la Unicén, que el domingo por la tarde inauguró su edificio en pleno centro.

El acto fue presidido por el rector de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires Roberto Tassara, el vicerrector Omar Lozardo y el decano de la Facultad de Arte Mario Valiente y el vicedecano Jorge Tripiana. También estuvieron el ex decano de la facultad y director de la maestría en teatro Juan Carlos Catalano  junto a los decanos de las distintas facultades de la Unicén.

El primer orador de la tarde fue Mario Valiente quien expresó que “es un día altamente significativo en nuestra vida institucional porque nos encontramos inaugurando este hermoso edificio que hoy es nuestra casa, y al mismo tiempo en este año estamos celebrando 25 años de vida”.

“Este es un momento de infinita alegría, de júbilo, de felicidad porque después de 25 años de comenzar a meternos en el espacio universitario estamos inaugurando un edificio emplazado en el centro geográfico de la ciudad y ojalá también y ese es nuestro deseo, que se ubique en el corazón de nuestra comunidad”, anheló.

Un poco de historia

Mirando hacia atrás en el tiempo dijo: “entramos a un mundo inimaginado en ese momento para el arte, eso hizo que nuestros comienzos fueran muy particulares, que nos pasáramos muchas horas en el edificio de Pinto y Chacabuco y que quienes ya habitaban ese espacio se vieran doblemente sorprendidos. Por un lado, por lo extraños que le resultaban nuestros comportamientos y por otro asombrados por la pasión con la que llevábamos adelante nuestra formación”.
Durante muchos años, “estuvimos de prestado en los pasillos de Pinto y Chacabuco, en el aula magna, en los salones que encontrábamos vacíos hasta que venía quien verdaderamente lo tenía asignado, conviviendo de alguna manera con otras facultades que hoy están radicadas en el campus. Luego tuvimos nuestro peregrinar por los salones de la Escuela Normal, el Club Defensa, por los ex cines Plaza”.

Desde ese comienzo donde “una veintena de alumnos y unos pocos docentes liderados por un médico veterinario que conjugó su experiencia universitaria con su pasión artística y destreza política, haciendo de ese puñado de voluntades se terminara convirtiendo en una institución artística, universitaria en el interior de la provincia de Buenos Aires y con proyección nacional e internacional hay verdaderamente un enorme recorrido”.

“No podemos menos que pensar que se hicieron realidad las palabras que tanto pregonaba Carlos tomándosela prestada a Roberto Arlt y decía ‘el futuro será nuestro por prepotencia de trabajo’. Hoy podemos ver que ese axioma se ha vuelto concreción, podemos ver con alegría que el presente que hemos construido se debe al trabajo, al dedicación y el amor que todo el conjunto de nuestra comunidad pone de manifiesto día a día”, destacó.

Un buen año

A continuación Roberto Tassara remarcó que se trata de un buen año el que están atravesando los universitarios ya que “hubo varias inauguraciones, no hemos tenido que pedir refuerzo presupuestario, habilitamos nuevos comedores de autogestión”.

“No se puede dejar de repetir el marco nacional en el que estamos y en que estas inauguraciones y otros logros son posibles. Así que celebremos”, subrayó.

Y destacó que la Facultad de Arte “ha hecho avances magníficos, sumando consolidación con la carrera de realización audiovisual y a la que por suerte podemos acompañar con nuestra productora. En este lugar creo que la semana que viene se va a realizar el casting para la mini serie del prime time que nuestra universidad ganó por concurso y que se va a construir por parte de nuestra casa”.

“En este lugar se concreta una idea de 2007 de Néstor Auza, él decidió la compra del inmueble. Una valiente decisión en esos tiempos tormentosos, compulsivos, que fue acompañada por toda la comunidad universitaria porque arte se lo ganó”, recalcó.

Por último, se realizó el tradicional corte de cintas y el descubrimiento de una placa con lo cual quedó plasmada la inauguración formal de este espacio universitario.

“Este edificio es un logro”

Lo dijo Mario Valiente en diálogo con La Vidriera: “este edificio es un logro luego de 25 años de mucho trabajo, de muchas gente que hace posible que esto sea la Facultad de Arte, un logro de un sueño que empezó hace 25 años con un grupo de estudiantes y con un conductor que fue Carlos Catalano”.

Y recordó que en un primer momento se sembró la semilla de lo que fue en un principio la Escuela Superior de Teatro, que luego pasó a ser la Facultad de Arte.

El edificio ya estaba siendo utilizado por la comunidad educativa de a poco a medida de que se terminaron de hacer las remodelaciones pertinentes.

En cuanto al espacio físico, cuenta con cinco aulas y un salón donde se encuentran las islas de edición, un comedor para los estudiantes y distintas dependencias de orden administrativo. Cuenta con un salón del Consejo Académico donde en algunas oportunidades se dictan clases.
 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario