La fiscal que investiga la desaparición de una familia afirmó que aún no se puede hablar de delito

“En realidad estoy investigando algo que a lo mejor ocurrió a 300 kilómetros de Pergamino”, puntualizó la fiscal del Departamento Judicial de esa ciudad bonaerense, que admitió hoy el desconcierto de los investigadores ante la extraña desaparición de la familia, después de que salieran de la localidad de José Mármol, en el partido de Almirante Brown, para dirigirse a esa ciudad del norte bonaerense.
La funcionaria judicial indicó que “todavía no podemos decir que hay un delito” en relación con el hecho, porque “no tenemos rastros de la comisión de un delito, pero ya entramos en el quinto día y realmente no hay ningún indicio de donde puedan estar”, confió.
Los desaparecidos son cuatro personas -un matrimonio con dos hijas de de 3 y 6 años- de quienes nada se sabe desde la noche del sábado, cuando salieron de su casa en un automóvil Fiat Duna de color rojo.
Luis Fernando Pomar, de 40 años, su esposa Gabriela Cristina Viagrán de 36, y las dos pequeñas habían partido de José Mármol, donde residen actualmente, hacia Pergamino, de donde son oriundos, para visitar familiares, según relató a Télam la abogada Romina Abate, allegada a la familia de la mujer.
Pomar estaba desocupado y había recibido una propuesta de trabajo en su ciudad natal, la que esperaba concretar en el viaje de fin de semana.
La fiscal Pollice reveló que “al segundo día de la denuncia” sobre la desaparición del vehículo con sus cuatro ocupantes, “teníamos el listado de mensajes y de llamados” hechos desde y hacia el teléfono celular de Pomar.
“Estamos analizando los de esos días y los anteriores para poder reconstruir la situación” señaló y reconoció que “es curioso que una familia y su auto desaparezcan sin dejar ningún tipo de huellas”.
“Estamos en el quinto día y realmente es muy raro porque en casos así suele haber comunicación antes” de que transcurra tanto tiempo, dijo y anticipó que “hoy vamos a hacer un rastrillaje con un avión que nos proveé el ministerio bonaerense de Seguridad”.
La fiscal precisó que hubo dos mensajes desde que el matrimonio y sus hijas dejaron su domicilio, “uno, avisando a la familia que ya estaban saliendo y, aproximadamente una hora después, otro sobre por dónde pasaban primero cuando llegaban, si por la casa de los padres… Nada que nos haga sospechar” sobre lo que ocurrió.
Explicó luego que el último mensaje “es muy próximo a José Mármol” por lo que “ni siquiera sabemos cuál es el camino que ha tomado esta familia, ya que hay dos vías alternativas para llegar a Pergamino, si es que realmente han venido para esta ciudad”.
La fiscal manifestó que “están abiertas todas las hipótesis y todas las líneas de investigación” aunque reconoció que existen dificultades para buscar indicios.
“Las filmaciones de seguridad de las autopistas no son claras y algunas de las concesionarias no las conservan” dijo y agregó que “los mensajes de texto no abren antenas, por lo que no se puede determinar por dónde pasaban cuando fueron enviados”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario