Desarrollo Social dijo que la foto de la madre y sus hijos en una carpa fue “armada” y criticó a la ONG

La publicación de imágenes a través de Facebook de una mujer que junto a sus cinco hijos vivía en una carpa emplazada en un terreno generó innumerables muestras de solidaridad pero también repercusiones, que con el correr de las horas derivaron en una aclaración.

El posteo fue realizado el viernes por la noche en la página de la ONG Cadena de favores en la que exhibían el caso de Lorena que “vive con su marido y sus cinco chicos en el barrio de Villa Aguirre en una carpa”, acompañada por fotos que grafican la compleja situación, y rápidamente recibió mensajes de colaboración.

A partir de allí tomó intervención la Secretaría de Desarrollo Social de la comuna, que logró constatar que la familia pasa sus días en una vivienda al resguardo de las bajas temperaturas y que en el terreno se montó la carpa para evitar posibles usurpaciones hasta tanto puedan construir su vivienda propia.

Posteriormente se contactó con la organización y pudo determinar que se trató de una foto “armada”, es decir que la mujer y sus hijos fueron trasportados hasta el lote en una acción que pretendía “sensibilizar a la población”, tal cual declaró la titular del área, Alejandra Marcieri.

La funcionaria lamentó la utilización de la metodología, advirtió que debe primar la “responsabilidad” y consideró que se trató de una “una jugada muy vil por parte de la organización”.

En definitiva, destacó los actos solidarios y su importancia pero puso el foco en que “tenemos que ser responsables, indagar, y de ninguna manera podemos utilizar a los niños para ningún beneficio”.

“La idea es que continúen con sus actividades pero con responsabilidad y sin generar expectativa en la población porque la idea no es engañar para que colaboren”, insistió apuntando al accionar de la organización.

Alejandra Marcieri, titular de Desarrollo Social

Alejandra Marcieri, titular de Desarrollo Social

El contacto con la familia

En primer término la secretaria de Desarrollo Social reconoció sorpresa cuando se toparon con la publicación junto con la directora de Acción Comunitaria, Juliana Teerink.

Al retomar el caso recordó que el viernes “nos encontramos con esa foto de la carpa con los niños y una mamá con un bebé en sus brazos, donde decía que dormía en el lugar y con las bajas temperaturas corrían riesgo”.

Fue a partir de ello que “inmediatamente nos comunicamos con las trabajadoras sociales del área, quienes dijeron que eso no era veraz”, ratificó, y en consecuencia dijo que tomó contacto con la Dirección de Atención a la Víctima.

En esa línea informó que se acercó un móvil policial que “constató que en el lugar había un hombre, que es el papá de los niños, quien aseguró que de ninguna manera los niños viven allí sino que de vez en cuando van al lugar, que están ocupando un terreno que dice tiene los papeles, y por temor a que se lo saquen está en el lugar”, contó la funcionaria.

Al respecto sumó que “si bien le ofrecimos un alojamiento, debido a que por las temperaturas no era pertinente que se mantuviera en el lugar, se negó a retirarse”.

Frente a estas circunstancias la directora de Acción Comunitaria se comunicó con la ONG “que le dijeron que en realidad la foto había sido armada porque subieron a una camioneta donde actualmente están viviendo los niños con su madre, los llevaron hasta ese lugar y les tomaron la foto”.

Y sobre el accionar “dijeron que era una metodología que utilizaban para sensibilizar a la población en esta temática”, expresó Marcieri en torno a la explicación brindada.

Ayuda para conseguir materiales

En el relato que realizó ante El Eco Multimedios, la secretaria expuso que al día siguiente Teerink junto a la directora de Niñez, Adolescencia y Familia, Virginia Ramírez, acudieron directamente al domicilio señalado donde “constataron que los niños y la mujer están viviendo con un familiar en perfectas condiciones”.

El lunes, en tanto, “la volvimos a recibir a la madre de los niños, pudimos conversar con ella y nos contó que durante un año se le estuvo pagando un alquiler, que ahora están viviendo con la familia y que la intención era conseguir materiales para construir su casa y vivir en el lugar”.

También expuso que la mujer admitió que “no necesitaba nada porque la gente le había acercado comida y ropa, con la cual organizó una feria en su casa y vendió los elementos”, y que además “la habían ido a buscar, subido a un vehículo y llevado hasta el terreno para tomarle la foto”, declaración que reforzó lo expuesto.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario