“La inseguridad sigue siendo la principal problemática en Las Tunitas”

Pablo Aspesi, referente de la comisión vecinal del barrio Las Tunitas, habló sobre la situación actual de los vecinos y advirtió que la inseguridad sigue siendo la mayor problemática en esa zona. Si bien valoró la implementación de los nuevos policías de Prevención Local, aclaró que esto ayuda, pero no resuelve el conflicto de fondo.

Por lo tanto, apuntó a continuar trabajando en acciones sociales para la prevención del delito y advirtió que en julio y parte de agosto “fue terrible” el índice de hechos registrados.

En diálogo con El Eco de Tandil, informó que ya se han reunido “varias veces” con las autoridades policiales y en ese marco expresó que desde la comisión vecinal de Las Tunitas saben que el tema de la inseguridad tiene que ser abordado desde una visión “más integral, no sólo con más policías”.

No obstante, destacó que “estamos duplicando la cantidad de efectivos que tienen presencia en el barrio. De todas maneras, todavía nosotros, en lo que es en el barrio nuestro, no los hemos visto -en referencia a la Policía Local-; sí los hemos visto por la avenida Estrada, pero dentro del barrio todavía no. Yo escuché a Pagge (Fabián), coordinador de la nueva fuerza, y él dijo que por el momento la orden iba a ser que circulen por algunas avenidas y perpendiculares, pero todavía no hay nada oficial respecto a qué función van a cumplir dentro del barrio”.

Mencionó también la presencia en las escuelas, en el marco de la puesta en marcha de los corredores seguros. “Tengo entendido que en la Escuela 10, en el momento de entrada y salida habían estado, creo que uno de los vecinos había comunicado eso, pero yo no lo vi. Eso significa una seguridad en cuanto a que los efectivos van a poder actuar en caso de una situación de violencia de los mismos menores y eso es bastante positivo”, destacó Aspesi.

 

“Julio y parte de agosto fue terrible”

 

Por otro lado, se refirió al Destacamento Policial ubicado en la esquina de Juldain y Fortineros. Respecto a su funcionamiento hasta el momento, admitió que “todavía tenemos algunas cosas que ajustar, hay momentos en que se nota más la situación delictiva, lo que fue julio y parte de agosto fue terrible, y de lo que va del mes ha bajado, pero nosotros tenemos todavía pendiente una reunión con el actual titular del destacamento y de la comisaría Primera”.

En tanto, contó que la comisión vecinal “supo recibir denuncias o comentarios de mal funcionamiento del destacamento y en estos momentos no recibimos nada, al menos no nos han notificado a nosotros de que haya habido alguna irregularidad”.

Sin embargo, advirtió que en los últimos meses “hubo un gran pico de delitos en el barrio”, contó que a él en el lapso de dos días le intentaron robar en su casa en dos oportunidades, aunque los malvivientes no alcanzaron a lograr su cometido.

“También en los primeros días de julio, en mi misma cuadra, todos los días habían robos domiciliarios”, denunció, esto en el marco de la ola delictiva que se registró por esos días. “Fue con los asaltos a las quinielas, las farmacias, incluso el Colegio de Farmacéuticos pidió ingresar al Foro de Seguridad a partir de ese momento que se vivió en Tandil”, señaló.

 

Falta de cultura “de la denuncia”

 

Pero puntualizó Aspesi que lo que ocurre en “Las Tunitas es que no está la cultura de la denuncia, entonces se hace un poco engorroso contar con estadísticas serias de los delitos que se dan, una de las ideas que tenemos desde la comisión siempre fue, además de incentivar la denuncia, armar una especie de mapa del delito, pero se nos hace muy dificultoso porque no hay compromiso serio de los vecinos de darlo a conocer, al menos a la comisión vecinal, para contar con datos más serios y poder reclamar a las autoridades sobre números firmes”.

Mientras tanto, confirmó que en el barrio “siguen habiendo casos de inseguridad, no en los niveles por ahí que han sucedido en otros meses, pero sigue siendo ésta la principal problemática que nosotros manejamos”.

 

Trabajar en la prevención

 

Frente a esa situación, Aspesi afirmó que “nosotros seguimos apostando a sistemas de promoción de los jóvenes que están en situación de vulnerabilidad y apostamos al compromiso de los vecinos a la hora de acompañar políticas que sean un poco más integrales de la inseguridad”.

Planteó que la Policía de Prevención Local “es una herramienta de disuasión, ahora seguimos apostando a que también esté la prevención social del delito. Lo que hay en Las Tunitas ahora son muchos chicos con antecedentes, entonces, el Patronato de Liberados ahí tiene que cumplir un rol fundamental y la verdad es que en ese sentido lo vemos bastante ausente”.

 

A la espera de la proximidad

 

Entonces sostuvo que “hasta que no haya una herramienta de contención de esos chicos y de poder realmente reinsertarlos en la sociedad, por más que la Policía de Prevención Local vaya a disuadir mucho el delito, va a haber situaciones bastante complejas, que no sólo se darán en nuestro barrio sino en toda la ciudad”.

Por último, expresó que “la idea y el espíritu con el que se crea la nueva policía es que sea de proximidad, y nosotros estamos expectantes a que esa proximidad se dé, que nos podamos conocer, conversar y que sea una relación más cercana”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario