La joven guardia

A comienzos de temporada el éxodo de figuras ilustres y con chapa distinguida, dejaban inestable al Turismo Special de la Costa y sin los habituales referentes, bajas irrecuperables para equilibrar las cuentas, similar a otras disciplinas cuando emigran notables que concilian sociedades deportivas. La categoría zonal teceista sintió los efectos de esa sangría y los directivos sin dilaciones, pusieron proa a buscar opciones. No resultaron fáciles las primeras batallas del ?08, pero fueron prudentes para esperar tiempos mejores y pacientes para trabajar y darle forma a la transición. El titular del TSC, Pablo Catania, no obstante aquellos momentos inciertos, miraba con optimismo la parte final de la temporada, sin dejar de lado la realidad de aquellos tramos, incluso con debate incluido establecía un diagnóstico como sacar a flote la criatura. No había dudas que le habían ?arrancado? una porción de la empresa, y debía reverdecer lo que estaba plantado. Para bien de la especialidad, el advenimiento de sangre nueva, recuperando jóvenes promisorios y talentosos, oxigenaban la salud de la especialidad y el avance fue mostrando nuevos atributos. En las últimas operaciones, la visión fue diferente, la categoría comenzó a ?caminar? con autoestima e insoslayables convicciones. El desembarco de Adrián Oubiña, Federico Palmero, Germán Isidro, Lucas González, Mariano Calamante, Gastón Bianchi, la continuidad de Gastón Gavilán y Santiago Mangoni por nombrar a los aspirantes de la joven guardia, y el arribo de un protagonismo femenino en el caso de Karina Dobal, planteando lucha al sólido ?staff? de hombres, le fue inyectando una dosis energizante que necesitaba la disciplina del Atlántico. El mosaico de jóvenes le ha conferido al T.S.C. vitalidad y volumen. Hoy el tránsito es otro, y la actitud es firme y ambiciosa. La experiencia de algunos temporales, y etapas inciertas fueron valiosas. El rumbo y los argumentos están definidos y las aspiraciones son concretas. La búsqueda de algo más es la consigna, por caso seguir potenciando la marca. Hay capacidad, convencimiento y confianza, aristas irrebatibles para seguir creciendo. La casa está en orden, pero hay que estar preparados para futuros escenarios

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario