La Justicia ordenó conectar la luz y el gas para que arranque la cooperativa Ronicevi

Con el apoyo de varias instituciones, la semana pasada los trabajadores habían reclamado una resolución urgente por parte de la Justicia, ya que necesitan energía para poder probar las máquinas y realizar un diagnóstico que permita conocer la proyección de la producción.
Finalmente el último martes, la jueza Ana Eseverri (entiende en la causa número 31.984 “Ronicevi Secpa s/quiebra”) resolvió que “en virtud del principio de conservación de la empresa, a fin de garantizar el normal desarrollo de la actividad industrial y el derecho del trabajo de los empleados de la ex firma Ronicevi Secpa, como también para evitar un perjuicio a la actividad comercial, dispongo que se ordene la reposición de los servicios interrumpidos de energía eléctrica y gas a la citada, librándose los oficios del caso a los organismos proveedores que correspondan de la ciudad de Tandil”.
Una vez que estén listos los oficios, los integrantes de la cooperativa pondrán en marcha el horno y las máquinas, lo que les permitirá evaluar el estado general y la capacidad productiva a corto plazo.
Aparentemente, los trabajadores están en contacto con posibles compradores de las piezas que proyectan fabricar y habría un compromiso de adelantar recursos para que puedan arrancar de inmediato.
Hasta el momento, todo queda supeditado a poner en marcha las instalaciones, debido a que se produjo un sabotaje antes de que los trabajadores tomaran la planta para resguardar los medios de producción. En principio, faltarían las memorias de la maquinaria más moderna, moldes y matrices.
 
El primer paso

El restablecimiento de los servicios es un primer paso de parte de la Justicia, y ahora la cooperativa espera que la jueza se expida sobre la tenencia de la planta, para avanzar definitivamente sobre la quiebra.
La causa comenzó a tramitarse en el año 2000 y, desde entonces, decenas de trabajadores esperan poder cobrar lo que se les adeuda, mientras que los integrantes de la cooperativa desean poder seguir trabajando.
El nuevo emprendimiento cuenta con el asesoramiento del doctor Luis Caro, presidente del Movimiento Nacional de Fábricas Recuperadas. Desde su intervención y con la presentación del expediente de la cooperativa, se logró la renuncia del síndico y el nombramiento de uno nuevo, el contador olavarriense Rubén Faure.
Desde la cooperativa destacaron que Faure “de inmediato comenzó con las diligencias que hasta la fecha no habían realizado los tres síndicos que intervinieron en todo el proceso. Esto trae como resultado conocer con precisión el pasivo, el activo, y encaminar las irregularidades que trajeron aparejadas la injusticia cometida para con los trabajadores verificados y que desde hace muchísimos años esperan lo que les corresponde, lo que les fue negado, sus salarios y la recomposición de sus derechos”.
En todo este proceso, los ex empleados de Ronicevi recibieron el apoyo de una mesa de gestión conformada por la Unicén, el Ministerio de Trabajo y Empleo de la Nación, Anses, Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, el INTI, la Subsecretaria de Acción Cooperativa de la Provincia, PAMI, los concejales del FPV, sindicatos y organizaciones sociales juveniles y estudiantiles de la ciudad.
Todas las instituciones se mostraron de acuerdo en unirse para apoyar este tipo de iniciativas enmarcadas en la nueva Ley de Quiebras, que fomenta tanto la continuidad laboral como la creación de nuevos puestos de trabajo y la industrialización.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario