La Justicia ordenó el traslado de Charly a una clínica especializada en desintoxicación en la que estuvo Maradona

El compositor estuvo internado desde el martes último en el Sanatorio Güemes, luego de sufrir una crisis en un campo de Palito Ortega, en la localidad bonaerense de Luján, a donde había sido trasladado la semana anterior.
Por decisión judicial, Charly permanecerá internado en la Clínica Avril, donde en el 2007 estuvo alojado Diego Maradona, luego de un cuadro de intoxicación alcohólica.
El nuevo destino de García, situado en la calle Humahuaca 3771, se presenta como una clínica para “internaciones breves” y “centro de desintoxicación”.
“Nuestro trabajo es interdisciplinario y está orientado a superar la situación aguda que motivó la internación, así como a organizar un dispositivo terapéutico tanto en internación como en la fase de tratamiento post-alta”, dice la clínica en su presentación.
Más allá de la decisión judicial, Charly García le había dicho a los médicos del Güemes que tenía deseos de marcharse del centro asistencial. Los médicos destacaron que la recuperación del músico era buena, pero el traslado dependía de la jueza María Rosa Bosio, quien dispuso que sea llevado a la Clínica Avril tras recibir un informe médico donde se recomienda su internación en un centro especializado en desintoxicación.
En principio, al disponer el cese del tratamiento ambulante, la magistrada había ordenado el regreso de Charly a la clínica Dharma, pero hoy, por consejo médico, resolvió que el músico quede alojado en un centro especializado en adicciones. Según trascendió, el ex líder de Sui Generis y Serú Girán se despertó hoy cerca de las 7:30, tomó un té con leche con medialunas y consultó a los médicos sobre cuándo podría irse del sanatorio.
García fue internado en el Sanatorio Güemes horas después de que la jueza a cargo del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil N° 92, determinara, por consejo médico, el final del tratamiento ambulatorio dispuesto la semana anterior para el músico.
Allí, García fue sometido a varios estudios para determinar su estado de salud, como radiografías y análisis, y todos arrojaron resultados “normales, sin ningún tipo de alteración”. Días atrás, el popular cantante había experimentado un violento cuadro de ira, lo que derivó en una descompensación general que hizo que arribara al centro asistencial sedado y con fiebre.
Todo se originó en el campo que el cantante Palito Ortega posee en Luján, en donde Charly provocó destrozos, debido a la abstinencia de alcohol y drogas que mantiene desde hace más de un mes.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario