La Justicia procesó a “Piki”, el chico que mantuvo por horas a rehenes en una perfumería de Almagro

La medida fue resuelta por la jueza Julia Marano Sanchís, y si bien por tratarse de un menor de edad no le dictó la prisión preventiva, sí dispuso que el adolescente deberá permanecer alojado en el Instituto Roca de esta capital. En la misma resolución, la jueza Sanchís fijó un embargo sobre sus bienes de 20.000 pesos, el cual resulta de carácter simbólico puesto que el muchacho carece de bienes con los cuales afrontar dicha medida.
El episodio por el cual ahora se produce el procesamiento tuvo lugar cuando, el 20 de julio pasado en horas de la tarde, el chico intentó robar la perfumería “Ramona”, ubicada en la avenida Rivadavia, armado con una navaja. Al ser descubierto, tomó a empleados del comercio como rehenes durante unas seis horas -algunos habían sido liberados antes-, hasta que luego de que llegara su madre, se entregó a la Policía ya en la madrugada del día siguiente.
El chico -según se determinó posteriormente- ya había tenido 19 ingresos a distintas comisarías por diferentes motivos, entre ellos por casos de robo. En aquel momento se estableció que la mayoría de las entradas las tenía en la comisaría 8va, con jurisdicción en el barrio donde vivía junto a su familia. Pero se determinó que también había sido detenido en más de una oportunidad por agentes de la seccional 10ma, en Caballito, y por personal de la comisaría 9na, de Almagro, que también actuó en la toma de rehenes. Aquel episodio, por el cual salió a la luz la historia de este adolescente, se produjo en un local de la avenida Rivadavia al 3700, en momentos en que la perfumería estaba a punto de cerrar.
En el interior del local estaban en ese momento la encargada, Lidia Bischoff, y tres clientes: Nadia Correa, de 24 años, su madre, Rosa Grunman, y Miguel Angel Parisi. Según los vecinos y testigos del hecho, apenas ingresó a la perfumería, “Piki” hizo bajar la cortina metálica para que desde afuera se pensara que el comercio ya había cerrado. Pero, de acuerdo con lo indicado por el jefe de Prensa de la Policía Federal, comisario Néstor Rodríguez, el robo fue observado por un policía que patrullaba la zona y de inmediato alertó de lo que sucedía en el interior de la perfumería.
Al lugar llegaron móviles de la comisaría 9na y más tarde -cuando ya se había producido la toma de rehenes- los jefes del operativo decidieron llamar al Grupo Especial de Operaciones Federales (GEOF), el grupo elite de la Policía Federal, cuyo negociador logró finalmente que el adolescente se entregara.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario