La ley Emergencia para los Clubes de barrio obtuvo media sanción en Senadores

Se aprobó el proyecto para que las empresas de servicios públicos provinciales no puedan cortar el suministro por “deudas, moras o falta de pago”. Ahora giró a Diputados.

La Cámara de Senadores bonaerense aprobó ayer la media sanción al proyecto de ley que declara la emergencia de los clubes de barrio de la provincia por un año, situación por la cual las empresas de servicios públicos no podrán cortar el suministro por “deudas, moras o falta de pago”.

De esta manera, la iniciativa pasó a Diputados quien deberá evaluar modificaciones para definir la aprobación final o el rechazo del proyecto.

Según consta en los fundamentos, la ley es justificada a partir de “la grave situación económica que atraviesan estas entidades, a raíz de los incrementos tarifarios en los servicios públicos y la retracción económica”.

La emergencia, que podrá ser prorrogada por un año, considera como “Club de Barrio y Pueblo a aquellas entidades de bien público que tengan por fin el desarrollo de actividades deportivas no profesionales y/o culturales de las comunidades en las que se emplacen”.

La norma señala que durante ese plazo “el Poder Ejecutivo, deberá maximizar los esfuerzos para crear programas de promoción, fortalecimiento y sostenimiento económico” de los clubes y para ello autoriza “modificaciones presupuestarias”.

En el artículo 4 sostiene que “mientras transcurra la emergencia en el territorio bonaerense, las prestadoras de servicios públicos no podrán interrumpir el suministro de las prestaciones por deudas, moras o falta de pago”.

El testimonio del senador Federico Susbielles

Conversó con Buenas y Santas, por la FM 104.1, y explicó que la disposición también faculta al poder ejecutivo para frenar los programas necesarios para garantizar el buen funcionamiento y sostenimiento, y gestionar las herramientas para que los clubes de barrio puedan continuar con las actividades. Los clubes que quedarán amparados en la ley serán los que cuenten con personería jurídica, así como también aquellos que no la tengan pero dispongan del reconocimiento del municipio como entidad de bien público.

Señaló que la norma también es una forma de reconocer el lugar que ocupan estas entidades dentro del funcionamiento de la sociedad: “educan en valores, sacan a los chicos de la calle y piensan en el futuro de los chicos el día de mañana.” Asimismo, consideró: “creo que este tipo de ley impulsa a los dirigentes a seguir trabajando”, cuando en ocasiones las cuotas que cobran son simbólicas y el pago de los gastos incurridos sale del propio bolsillo de quienes están al frente de la gestión.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario