La madre de Estani Giacone, preocupada ante una posible liberación de los condenados

Carolina Baca, la madre de Estanislao Giacone, el joven de 19 años que fue asesinado de un balazo el 6 de enero de 2013, lamentó la posibilidad de que liberen a los autores del crimen de su hijo, a tan sólo tres años del homicidio.
En diálogo con El Eco Multimedios, Carolina Baca expuso que “no tenemos paz” y cuestionó que el autor material del homicidio, que en su momento tenía 16 años y hoy ya es mayor de edad, tiene la posibilidad de pedir la libertad condicional porque “la pena fue tan baja que ya cumplió la mitad, era de 6 años. Esto implica que va a poder salir presentándose una vez por mes a firmar, pero puede estar en su casa y hacer una vida normal”.
Mientras que el otro condenado como partícipe primario, sería trasladado a un centro abierto donde puede salir a estudiar y trabajar.
La justicia
no existe
“Estamos mal, porque yo tengo seis hijos más que perdieron a su hermano, un padre, y me parece que la justicia no existe”, lamentó.
En tanto, explicó que “ya hicimos una presentación en Azul hace 15 días pidiendo que no le den el beneficio al partícipe primario y la condicional al autor del homicidio es irreversible porque cumplió la mitad de la condena. Tenemos que esperar 25 días hasta que los jueces deliberen pero justo nos va a agarrar la feria”.
“Su recuerdo está
todo el tiempo”
Expresó “dolor, impotencia, bronca, él va a tener posibilidades de trabajar y estudiar, y mi hijo trabajaba y le sacaron la posibilidad de seguir haciéndolo. Yo no puedo volver a tener paz, mis hijos se han rearmado, tienen sus familias, nenes chiquitos, mi marido está con su trabajo, pero yo vivo encerrada en mi casa, y todo el tiempo pensando en Estani. Todo el tiempo está su recuerdo”.
“Les pediría a las jueces que reconsideraran la pena del autor del crimen, que me parece muy baja de 6 años, y en segundo lugar que no le den el beneficio al otro”, manifestó.
El caso
Cabe recordar que se esclareció al entender del Tribunal que los condenados circulaban en una motocicleta por la calle Dinamarca entre Piedrabuena y Primera Junta, a metros del predio de Obras Sanitarias, en momentos en que sobrepasaron a un grupo de alrededor de trece jóvenes, entre los que se hallaba la víctima Gabriel Estanislao Giacone. Profirieron palabras agraviantes hacia los mismos, detuvieron la marcha de la moto y se inició una discusión con empujones y agresiones verbales con uno de los jóvenes del grupo, al que se suma, con ánimo de serenar la situación, la víctima Giacone junto con su novia, logrando que se retiraran del lugar los dos sujetos a bordo de la motocicleta, previo manifestar uno de los imputados: “Esto no va a quedar así”.
En el segundo episodio, transcurridos unos minutos mientras el grupo continuó su marcha por Dinamarca entre Sáenz Peña y Duffau, fue interceptado nuevamente por dos sujetos que circulaban a bordo de otro ciclomotor de mayor envergadura -tipo chopera- de color negro, conducido por el otro de los hermanos acusados, acompañado de otro menor, portando un arma de fuego de pequeño porte, con la que efectúa un disparo al aire, manifestando “a ver si se la aguantan ahora”, para inmediatamente descender del vehículo y efectuar ademanes intimidantes con el arma en la mano en dirección al grupo de jóvenes, mientras uno de los condenados incitaba al otro cómplice diciéndole “tirales, tirales”, retirándose ambos del lugar por la calle Dinamarca en contramano y en dirección a Villa Aguirre.
Finalmente, y habiendo llamado a la policía -la que no se hizo presente en el lugar-, los jóvenes decidieron continuar la marcha hasta la calle Quintana, doblando a la izquierda con dirección a la calle Dinamarca, momento en el cual nuevamente son interceptados por la moto chopera conducida por el agresor, llevando como acompañantes a su hermano y el otro menor, quien descendió de la misma portando un arma de fuego. Se acercó a la víctima, quien decidió enfrentarlo, iniciándose un forcejeo entre los dos, produciéndose un primer disparo, mientras la víctima intentaba arrebatarle el arma.
En ese momento el condenado se encontraba a bordo de la moto con la clara intención de embestir a Giacone, y colaborando con su hermano, aceleró el vehículo golpeando con la rueda a su propio hermano que aún continuaba en el piso, circunstancia ésta que distrajo a Estanislao lo suficiente como para lograr que el acusado le asestara un disparo en el pecho, provocándole la muerte.
Así, consecuentemente, se concluyó en la condena de “Homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación de arma de fuego en concurso real”, para el autor material del disparo y “Homicidio agravado por el uso de arma de fuego en participación primaria”, para el hermano cómplice.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario