La mamá de la nena abusada pide más celeridad de la Justicia

La mujer informó que el pasado 12 de julio se le realizó la cámara Gesell en la Asesoría de Menores, tanto a su hija como a la otra nena que habría sido víctima de este hombre, habiendo transcurrido alrededor de cinco meses de que radicara la denuncia en la Unidad Funcional de Instrucción 16.
Esto, ante sus firmes sospechas en torno al “abuelo” (así lo apodaron sus vecinos a Pedro Carmona, de 70 años), quien fuera citado el pasado jueves 5 del corriente a declarar.
Cabe consignar que el acusado fue citado por el fiscal y se negó a prestar declaración. Finalmente, desde el ministerio público se efectivizó la imputación, calificada como “Abuso sexual simple reiterado”, que tiene una pena en expectativa de seis meses a cuatro años, lo que implica que es un delito excarcelable.
También se supo que tras la denuncia, la Secretaría de Desarrollo Social local le habría conseguido otra casa a Carmona, dato que coincidiría con el relato de Muñoz, quien por su parte aseguró que ahora viven otras personas en la vivienda lindera, donde antes vivía este hombre.

El dolor de la familia
 
Días atrás, la familia había recibido el apoyo de la barriada que se acercó a su casa para manifestarle su acompañamiento. Pero aún así, el calvario que se inició desde que la nena le manifestara -en marzo de este año- una molestia que sentía en sus genitales y que luego los médicos constataran la lesión, continúa latente.
Mientras la pequeña sigue con tratamiento psicológico, su madre y su hermano mayor dicen “no dar más” y exigen que “metan preso a este desgraciado”.
Sin estar al tanto aún de la resolución del fiscal Egusquiza, Muñoz insistió
en relatar lo que estaba viviendo.
 
Derechos del Niño
 
“La cámara Gesell se hizo el 12 de julio pasado, la declaración que hizo la nena no la presencié, la presenció el hermano porque no quería ver eso, estaba esta persona ahí”, dijo Muñoz en referencia a su vecino.
Admitió que “no entiendo nada. Acá se lastimó a una inocente, se aprovechó el tipo de una criatura, sabía muy bien lo que estaba haciendo, que estaba jugando con una inocente, que no podían defenderse, ¿dónde están los derechos del niño acá?”.
Lanzó que mientras tanto “la persona ésta está en la ciudad, caminando como si nada, viviendo en un lugar donde está atendido. A mí hasta ya me molesta estar en esta casa porque es algo que nos pasó, que me lastimaron una hija, una criatura inocente, y me vengo a enterar justamente porque la nena estaba enferma, tenía una enfermedad venérea”.
Manifestó que “a partir del 23 de marzo que este hijo de… me entero que estaba haciendo eso con mi hija, es todas las noches pensar en lo mismo”.
 
Las secuelas
 
Luego, Muñoz relató que varias veces se cruzó con el hijo del imputado, y que en una de esas oportunidades “he querido bajarme de ese colectivo y pegarle. Está bien, él es el hijo, a mí no me importa porque se metieron con mi hija, me la lastimaron, una criaturita que no sabe defenderse. Lo he visto que sigue su vida como si nada, y ¿la mía qué? No es fácil”.
Consternada, la mamá señaló que “quizás para otros es drástico, no quieren escuchar, hacen oídos sordos y vista ciega y miran para otro lado, pero los que estamos acá somos nosotros, y los que vamos a llevar ese dolor somos nosotros toda la vida. Yo, como mamá, recién mi nena está sintiendo como un descargo y empieza a tener como pesadillas, a la mañana o en medio de la noche se despierta y hay que consolarla…”.
Muñoz le comunicó esto a la psicóloga que atiende a la pequeña, quien le explicó que “recién ahora está asimilando todo lo que le ha sucedido”.
 
“No pasa nada”

La mujer criticó que nadie se pone a pensar “cómo lo estoy enfrentando, porque a mí me duele un montón lo que le pasó a mi hija  y no pasa nada”.
En relación a las respuestas desde Fiscalía, consideró que “es mucho más fácil para ellos abrir la puerta, decirme que tengo que esperar y cerrarla. Cuanto más rápido mejor, entonces eso te hace desesperar más”.
Mientras tanto, su hijo expresó: “¿Sabés lo más lindo que es ver en mi hermana?, es que desde que se fue este tipo de al lado de la casa sale jugando con tanta alegría afuera, siendo que antes no quería salir”. 
“¿Qué espera de la Justicia?”, se le preguntó a Muñoz, a lo que respondió inmediatamente: “Lo que le pido a quien sea es que este tipo quede preso”.
“¿Sabés la vergüenza que es esto? Pero me como la vergüenza, no tendría porqué sentirla, no te digo que no me pasa ese sentimiento, pero sí lo enfrento porque yo no hice nada malo”, agregó.
En medio del dolor, Muñoz recalcó también que “lo que realmente importa es el desgraciado que anda suelto y a mí me gustaría decirle a mi nena, así como le dijimos que se había ido de acá y pudo salir a jugar contenta, quiero decirle para que empiece a tener su mejor recuperación, que está preso”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario