La menor que fue abusada en un descampado declaró en Cámara Gesell y desvinculó a su padre

La adolescente volvió a imputar a Rubén Omar Rodríguez como el autor del aberrante hecho pero desvinculó por completo a su padre, que también está detenido.

De ese modo, la declaración de la niña ratifica la denuncia que realizó en un primer momento y como Rodríguez posee antecedentes penales, es posible que el juez decida dictar la prisión preventiva.

En su relato, la menor coincide con la imputación realizada por la fiscalía sobre el intento de violación. En tanto, los exámenes ginecológicos constataron que no se concretó el acceso carnal.

 

El relato

 

En Cámara Gesell la víctima contó que Omar Rodríguez ingresó por la noche a la casa, la sacó por la fuerza de la vivienda y la comenzó a tocar en el patio de la casa. Luego, la llevó de los pelos hasta la esquina, donde hay un terreno baldío y allí le quitó gran parte de las prendas que llevaba puestas, la golpeó salvajemente hasta que una vecina vio la situación y llamó a la policía. Cuando arribaron los efectivos encontraron a Rodríguez con la menor semidesnuda y golpeada, por lo que debió ser trasladada al Hospital de Niños.

La niña afirmó que posteriormente la policía se dirigió junto a ella a su casa, donde se encontraba su padre, que estaba durmiendo. Lo despertaron y fueron juntos a la seccional policial.

La víctima no mencionó en ningún momento la existencia de una segunda persona durante los abusos. Cabe recordar que la testigo aseguró haber visto dos hombres en el descampado. A su vez,  hay que tener en cuenta que la menor estaba semiconsciente debido a los fuertes golpes que había recibido en la cabeza, por lo cual puede haber algunas cosas que no recuerde fehacientemente.

A su vez, en su declaración aseguró que su padre no participó de los hechos de ninguna manera, que su relación con él es muy buena, que lo ama y remarcó que si realmente hubiese estado involucrado no hubiese dudado en denunciarlo también, pero que ella ni siquiera vio una segunda persona en el lugar.

 

La situación procesal

A partir de estos testimonios, existe la posibilidad de que el fiscal no pida la prisión preventiva por falta de pruebas, pero de acuerdo a lo que pudo conocer este Diario, va a sostener la imputación de cualquier manera considerando al padre como cómplice primario.

Por su lado, el defensor del progenitor de la víctima interpuso un habeas corpus para que resuelvan en la Cámara si le hacen lugar o no. En ese caso, quedaría en libertad.

Otro dato a tener en cuenta es que la menor nunca cambió su relato, y declaró lo mismo el primer día que ayer en la Cámara Gesell. En tanto, si bien se comprobó que no hubo acceso carnal, sí puede haber habido abuso gravemente ultrajante o una tentativa del mismo.

La causa quedó caratulada como “abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa, violación de domicilio y desobediencia a la autoridad”.

En tanto, la defensa seguramente argumentará también que esa calificación que sostiene el juez excluye en principio la propia imputación al padre, ya que al hablar de violación de domicilio está diciendo que nadie le dio autorización para ingresar a la casa.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario