La Mesa Intersindical avanza en la construcción de unidad para dar pelea a las políticas de ajuste

Integrantes de la Mesa Intersindical de Tandil, creada recientemente con el objetivo de debatir sobre problemáticas que atraviesan los distintos sectores, confirmaron el fuerte impacto que están teniendo las “políticas de ajuste” llevadas adelante por el nuevo Gobierno en la clase trabajadora.

Frente al complejo escenario, entonces, admitieron que los gremios están “unidos” más que nunca, no solo a nivel local sino en todo el país, ocupando “un rol central” en el mapa político. De cara a lo que resta del año, visualizaron un panorama “aún más complejo” que el actual, en el cual la centralidad estará dada por “lo salarial y la preservación de las fuentes de trabajo”.

Actualmente, el espacio está conformado por la UOM; la Asociación Bancaria; ATE Verde y Blanca; Smata; Comercio; AOMA; Telefónicos; Suteba; Adunce; Gráficos y Fatpren; Ladrilleros; Obras Sanitarias; UTA; Ctep; Sutcapra; UPCN de Provincia y UPCN de Nación; la CTA de los Trabajadores; Sitraju; UTSA Software y Agrup; y Encuentro para la Militancia Judicial (AJB).

En diálogo con El Eco de Tandil, el coordinador del espacio, Carlos “Indio” Subiza; el secretario general de Suteba y la CTA, Hugo González; y el delegado regional de ATE Verde y Blanca, Hernán Gasparini, contaron cómo vienen trabajando.

En principio Subiza indicó que la conformación de la Mesa Intersindical se produjo como necesidad de las organizaciones de “unir fuerzas” para enfrentar los cambios que ha generado el nuevo Gobierno “en lo económico y en lo social”.

Planteó que, desde el 10 de diciembre pasado, se viene sufriendo “una monstruosa devaluación del 60 por ciento, la quita de retenciones y de subsidios, los tarifazos, lo que generó incrementos en lo que uno consume, y tuvo como consecuencia tanto en el sector privado como el público, una gran cantidad de despidos”.

“Todo eso -sostuvo- llevó a unir fuerzas de los distintos gremios de Tandil. En este momento, después de la marcha contra el tarifazo, hay una seria preocupación por el sector metalúrgico y por las recuperadas que están en una situación debilitada, y también lo que se está viendo en el sector comercial es un goteo y en estos últimos meses se están notando mucho más los despidos individuales, más allá del pago en negro”.

La unidad en todo el país

En sintonía con lo expuesto por el coordinador del espacio, Hugo González -por su parte- advirtió que “todas esas políticas afectaron a los trabajadores”, por lo que el sector gremial tuvo que pensar en una construcción de unidad en las acciones para “poder dar batalla a la situación que estamos atravesando”.

Destacó que esto no solo se está dando en Tandil, sino en todos los distritos, “en su mayoría de la región”, en donde se han conformado espacios multisectoriales en el mismo sentido.

Insistió luego que “hay un ajuste muy claro por parte de los gobiernos provincial y nacional y en esa línea delineamos nuestras acciones”.

Un escenario diferente

En cuanto a las fuentes laborales, lanzó que se están perdiendo, tras una etapa en la que se había logrado “recuperar” el empleo, aunque admitió que les faltó avanzar en “el marco del derecho”. Sin embargo, valoró que “el escenario fue diferente”.

“Este año el Gobierno nacional cuando empezamos con las paritarias nos amenazó a los trabajadores de tener que pensar en los puestos de trabajo y no en salario. Ya nos estaba anticipando lo que está pasando ahora. Y ese es el escenario en el cual se conforma esta mesa intersindical y en el cual las organizaciones estamos pensando y desarrollando nuestras acciones. Y por eso quiero remarcar el criterio de unidad que se está logrando”, manifestó González.

El rol central de los gremios

Desde la articulación federal de ATE Verde y Blanca, puntualmente, Gasparini a su turno subrayó que se está trabajando en dos aspectos centrales relacionados con la unión, por un lado; y con la organización, por el otro.
En ese sentido, aseguró que si bien durante los últimos años “muchos compañeros se han volcado a participar en diferentes instancias políticas, es necesario y central que empiecen a tomar conciencia para poder participar de los ámbitos gremiales”.

Admitió que para ATE Verde y Blanca es “fundamental” fortalecer la organización dentro de los sindicatos, ya que consideran que son la única herramienta posible y viable para defender los puestos de trabajo y, también, en lo referido al Estado, los sindicatos van a cumplir “un rol fundamental” a la hora de defender las políticas públicas, que son centrales en términos de garantizar derechos, remarcó.

Consideró así -al cierre- que hay mucha expectativa, no solo de la comunidad sino también de la política en torno al rol que puedan cumplir los gremios en lo que se viene.

La dinámica del espacio

Por otro lado, Subiza explicó que la Mesa Intersindical Tandil se reúne cada quince días en las distintas sedes gremiales de la ciudad. “En este momento, forman parte 19 gremios y estamos por sumar a más, de la misma forma que convocamos a todo aquel que quiera participar. Las puertas están abiertas”, manifestó.

Destacó que “tenemos un funcionamiento horizontal, es decir, lo que buscamos en las reuniones es resolver las distintas cosas en las cuales avanzamos por acuerdo”.

Entre las acciones planificadas, el coordinador anunció que realizarán “un curso de capacitación y formación sindical para dirigentes, delegados y activistas. Lo vamos a hacer para el segundo semestre, y va a ser muy importante”.

La expectativa para los próximos meses

Sobre cómo creen que se presentarán los próximos meses, Gasparini reflexionó que todo dependerá de cómo impacten las políticas públicas en el bolsillo y la realidad de los trabajadores y, en ese sentido aseguró que la mesa intersindical acompañará cualquier reclamo que se presente.

“Planteamos el análisis desde una política regresiva, que genera ajuste y despidos. El escenario que vemos a futuro es peor que éste. Si bien hoy hay amparos que han frenado un poco el tema de los tarifazos, sabemos que el aumento sigue estando en la agenda del Gobierno y quiere profundizarlo”, advirtió por su parte González.

En consecuencia, el secretario general de Suteba y la CTA sostuvo que observan a futuro “un escenario en el cual se agudizará la situación del trabajador, la merma en los salarios también y el deterioro del poder adquisitivo”. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario