La obra de Guillermo Vezzosi ya está ubicada en el edificio Urbano Plaza

La obra de Vezzosi emplazada en el edificio.

El Eco

En diciembre de 2015, en el marco de un ambicioso proyecto arquitectónico que comenzaba a gestarse, la empresa dirigida por los hermanos Bértoli se propuso encontrar una escultura o instalación que conectara el arte y la arquitectura. Para tal fin la propuesta se llevó a cabo de la mano del Museo de Bellas Artes. La convocatoria se denominó “Nuevos Sentidos” y se alzó sobre la premisa de fomentar el disfrute de las obras artísticas, generar turismo cultural y dar a conocer las producciones nacionales, todo esto sumado a la revalorización de la arquitectura escultura/instalación como patrimonio de la ciudad y promotor de lugares de encuentro y reflexión acerca del arte contemporáneo.

Si bien la presencia artística se observa en muchas de las construcciones de la firma, en esta ocasión se buscó redoblar la apuesta a través de una convocatoria nacional llevada a cabo en conjunto con el Museo de Bellas Artes y el Municipio.

Arte y arquitectura

El certamen pretendía dar con una idea capaz de plasmarse en una escultura/instalación que fuera capaz de conectar el arte y la arquitectura. La forma en que esa conexión se concretó fue a través de una invitación abierta a artistas visuales nacionales o extranjeros con por lo menos dos años de residencia en el país.

Al Museo llegaron propuestas de artistas visuales de diversa procedencia, tanto de Buenos Aires (Mar del Plata, Tandil, Castelar) como de Córdoba, Entre Ríos y Mendoza. Los proyectos oscilaron entre distintos lenguajes como la escultura e instalaciones en resina, en hierro, en vidrio, alambre; todas portadoras de una profunda memoria conceptual.

Jurado de especialistas

La evaluación de los proyectos estuvo a cargo de un jurado integrado por especialistas de la arquitectura y del arte, quienes decidieron otorgar el gran premio al artista Guillermo Vezzosi por su proyecto “Estructuras de la memoria… Brote Boreal”. La obra del santafesino se encuentra definida por el dibujo y la superación del mismo a partir de una búsqueda que va más allá del soporte. Brote Boreal es una estructura que nace, muta, se propaga, invade y transforma el espacio que habita. Estos conceptos son propios de la obra de Vezzosi, quien además de trabajar con geometrías complejas, se ve movilizado por la intriga del tiempo y el espacio. El tiempo como lo etéreo, lo ingobernable y el espacio como aquello que condiciona y que, en parte, puede llegar a modelar.

El artista, además de recibir como premio, por parte de la empresa Bértoli, la importante suma de cien mil pesos, acogió un reconocimiento de veinticinco mil pesos más para los materiales necesarios en la realización.
Actualmente, la obra se puede disfrutar en el hall central del imponente edificio. Abrazada a una columna, la instalación se alza sobre un espejo de agua y antes de conectar con el techo se expande en un sinfín de líneas consteladas que levitan y atraviesan el espacio.

“Estructuras de la memoria… Brote Boreal”. Vista nocturna.

Acerca del artista y la obra

Guillermo Anselmo Vezzosi nació en 1984, en Santa Fe, aunque actualmente vive en la ciudad de Cerrito, Entre Ríos. Realizó sus estudios universitarios en la Universidad del Litoral, donde egresó en el año 2011 con el título de arquitecto.

Ha sido seleccionado para representar a Argentina en la Primer Bienal Internacional de Asunción del Paraguay y elegido especialmente por el jurado en el concurso internacional Bloom Award en Cologne, Alemania, entre las 70 mejores obras presentadas. También fue finalista en la convocatoria internacional para el desarrollo de una obra de arte con materiales reciclados para 2016 International Marine Environment Art Project in Keelung, Taiwán.

Participó de diversos eventos de arte en vivo en las provincias de Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires y Corrientes, y formo parte de exposiciones individuales y colectivas, en distintas provincias.

Según el propio Vezzosi, su obra en sí es partícula. Líneas que mutan y se encuentran, pero nunca de la misma manera. Al sujeto lo concibe como parte de la obra y autor, ya que desde la multiplicidad de miradas es que se gesta el diálogo lúdico sobre el cual se reconstruye la obra. Al referirse a Brote Boreal, Vezzosi dice: “Me interesa trabajar con geometrías complejas, me baso en las formas del cosmos -su inmensidad, sus colores, su esencia- y todas aquellas estructuras de origen natural que no son simples de abordar visualmente”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario