La obra ?Loquita mía? regresa a escena

Las funciones serán el sábado a las 21 y el domingo a las 20 en el Club de Teatro.  La obra cuenta con las actuaciones de Ada Daglio, Federico Becchi, Matilde Tisnés y Alejandra Casanova con la dirección de Catalina Landívar.

La historia
 
Faltan pocos días para la fiesta de Madre Irene. Su única hija está entusiasmada con la idea. Luisa va a colaborar, ése es su trabajo. Bruno está siempre. Fiel cómplice de Irene. Irene y Bruno van a planear, a encontrarse, a estar… Van a estar juntos. El entusiasmo, el rencor y  la ternura de los catorce años.
“El Baile”, de Irene Nemirovsky, fue el disparador de este material. “El Baile” es una novela breve y Nemirovsky, una autora francesa. “Loquita mía” está inspirada-  al comienzo un poco, luego cada vez menos- en esa  novela.
 
Una buena propuesta
 
-¿Cómo se preparan para volver con “Loquita mía”?
Catalina Landivar: -Con muchas ganas, después del estreno y las funciones de septiembre nos quedamos con ganas de seguir.  En las primeras funciones quedó mucha gente afuera, así que ubicar estas cuatro más -que serán las últimas por ahora- nos permite seguir mostrando con este material.
Por suerte; la buena respuesta del público nos permite proyectar funciones en otras ciudades. Estamos contentos con esa posibilidad.
-¿Cómo describirías la propuesta?
-La obra cuenta la historia de Irene, una jovencita de 14 años, su madre, su amigo Bruno y Luisa, la criada de la casa. Una fiesta organizada por la madre será el detonante de distintas situaciones. Las ganas de Irene de asistir a esa fiesta harán que la amistad y la complicidad con Bruno crezcan y se transformen; permitiéndole al espectador ser testigo de ese vínculo.
 
Los actores
 
-¿Cómo viste a los adolescentes actuando en esta propuesta? ¿Y a Alejandra y Matilde?
-Desde que convoqué a Ada y Federico para trabajar en esta obra, los dos se comprometieron y trabajaron de forma extremadamente responsable. El trabajo fue y sigue siendo intenso porque el material exige una exposición alta y una conexión fuerte entre ambos. La relación entre Irene y Bruno es el eje de la obra. Ada y Federico lograron un trabajo que me enorgullece ver. Es un trabajo que sorprende mucho.
Fue un placer trabajar también con Alejandra y Matilde. Nos conocemos y el trabajo fluyó perfectamente. Cada uno le dio al personaje cosas que yo -como autora- no había imaginado. Trabajar con actores así es ideal y necesario para que la tarea de dirigir sea rica.
Era importante para mí generar un buen grupo. Los actores congeniaron perfectamente y eso se ve y se disfruta en escena.

El público
 
-¿Cómo los recibió el público?
-Muy bien. Las reacciones de la gente superaron ampliamente nuestras expectativas. La gente sale muy contenta y emocionada de la sala. Dicen sentir una profunda ternura, algo que nos alegra porque trabajamos  que este material se vea así. Hicimos seis funciones a sala llena y esperamos que el público nos acompañe nuevamente.
-¿Qué devoluciones tuvieron?
-Tuvimos buenísimas devoluciones.  Todos coinciden que es un material tierno y lindo de ver. El público se va agradecido  de ver “Loquita mía”. Se divierten y se emocionan viendo qué le pasa a los personajes. Siendo testigos de una madre no tan madre, una hija no tan obediente, un amigo más que fiel y una criada cómplice.
La sencillez del relato atrapa al público, que se siente testigo y se deja sorprender por lo que va ocurriendo.
 
Trabajo e invitación
 
-¿Cómo te sentiste desde la dirección?
-Dirigir esta obra fue un gran desafío, un capricho y una necesidad. Quería montar un texto mío y encontré las personas indicadas para hacerlo.  Necesitaba empezar a mostrar lo que  había aprendido en el IUNA, un lugar en el que aprendí mucho y en el que me sentí muy cómoda.
“Loquita mía” fue el último proceso de escritura que transité como alumna de la maestría en dramaturgia y el trabajo que tenía más en mente, por eso  elegí ponerlo en escena.
Había tenido una sola experiencia como directora. En este caso dirigir  mi propio material me sirvió para reescribir. Tomé decisiones a partir de ver en acción el texto, me planteé cosas que antes no habían aparecido como duda. Entendí muchísimo sobre la dramaturgia y la dirección como un mecanismo, el cual me interesa seguir indagando y profundizando.
-¿Por qué la recomiendan al público?
-Porque van a disfrutarla muchísimo y a sorprenderse. Van a ver situaciones de amor, de ternura y se van a divertir mucho también. Está bueno ver un trabajo tan intenso de dos actores adolescentes.
Está destinada al público en general. Pueden compartirla y disfrutarla en familia. Es una propuesta ideal para eso.
Los adultos  se sentirán atravesados por lo nostálgico. Los jóvenes se identificarán con las situaciones de los adolescentes.
Además, la actuación de Ada Daglio, Federico Becchi, Matilde Tisnés y Alejandra Casanova es realmente impecable.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario