La ola de violencia se expande en México y se cobra 20 vidas

La mayoría de los hechos de violencia vinculados al crimen organizado se habían producido hasta ahora en estados fronterizos con Estados Unidos y en la ciudad de Morelia (oeste), donde en septiembre un atentado con granadas dejó ocho muertos y más de 100 heridos. El ataque en Jalisco, en el municipio de Lagos de Moreno, ocurrió cuando los policías realizaban una “revisión de rutina a un auto sospechoso y se acercaron otros dos vehículos, desde donde les dispararon y lanzaron dos granadas”, con el saldo de cinco efectivos muertos, indicó una fuente policial.
Los tres policías que sobrevivieron al ataque resultaron con heridas de gravedad, por lo que fueron trasladados a hospitales de la zona, donde se encuentran protegidos por elementos de seguridad, añadió la fuente.
En el lugar del ataque, una gasolinera en un cruce carretero, se encontraron además unos 1.000 casquillos percutidos de armas de fuego, añadió la fuente policial de Lagos de Moreno, localidad de unos 150.000 habitantes en la que en agosto fueron ultimados otros tres policías. La violencia ligada al crimen organizado en Jalisco había provocado hasta agosto 57 muertes violentas, según un recuento del diario El Universal.
En Oaxaca, distrito del sur de México que había permanecido ajeno a los ajustes de cuentas del narcotráfico, cinco hombres fueron ejecutados a balazos por presuntos miembros de la delincuencia organizada. La Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) reportó que el miércoles fueron ejecutados “dos presuntos vendedores de drogas, en proximidades de la playa Barra de Colotepec”, en el balneario de Puerto Escondido.
Otro doble homicidio con arma de fuego tuvo lugar en la zona del Istmo de Tehuantepec, mientras que en la ciudad capital de Oaxaca fue ultimado un presunto narcomenudista. Los restos calcinados de otro individuo fueron localizados por la policía en Santa María Zoquitlán, a unos 70 kilómetros de Oaxaca, la capital del estado. Además, dos miembros de un comando armado murieron por disparos y dos más fueron detenidos durante un enfrentamiento contra agentes de Operaciones Especiales de Oaxaca, dijo a la AFP la policía municipal de Ocotlán de Morelos.
En Chihuahua (norte), el estado más violento de México, siete personas fueron asesinadas, incluido un funcionario del municipio de Rosario Márquez y una mujer, y otras ocho fueron secuestradas en el poblado de Palomas de Villa, fronterizo con Estados Unidos, reportó la Subprocuraduría de Justicia Estatal.
En lo que va de 2008, la violencia ligada al narcotráfico ha dejado más de 3.000 ejecutados en México, según recuentos de la prensa, pese al despliegue de más de 36.000 elementos federales en distintos puntos del país desde diciembre de 2006.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario