La oposición monitorea la causa por fraude a la comuna e insiste sobre sus conexiones

La oposición legislativa, que el año pasado presentó una denuncia penal por el pago de horas extras del erario a empleados municipales que habrían trabajado en un acto proselitista de Miguel Lunghi, monitorea por estas horas el avance de la causa e insiste con que se investiguen las responsabilidades políticas, más allá de las del procesado ex director del Cementerio, Carlos Balbín.
Como se ha informado en la edición de la víspera, el funcionario se negó a declarar la pasada semana, en el marco de la causa que se le sigue por los delitos de ?Fraude en perjuicio de la administración pública? y ?Falsificación de documento público?.
El affaire, según la denuncia, se habría producido en julio de 2007, durante los preparativos para el acto de campaña que, camino a su reelección, el Intendente brindó el viernes 13 de ese mes en el gimnasio Duggan Martignoni del club Independiente.
En esa oportunidad se habría pagado, en concepto de horas extras, a empleados municipales que revestían funciones en el Cementerio, para tareas relacionadas con el montaje proselitista.
La novedad la dio a conocer a la prensa el capataz general de esa repartición, Héctor Eduardo Valenzuela, y fue inmediatamente levantada por la oposición política al Gobierno comunal.
La primera repercusión política fue la renuncia a su cargo de Balbín, quien tiempo más tarde quedaría procesado penalmente.

 

 

Las responsabilidades
Sin embargo, desde el Frente para la Victoria y el PJ no se quedaron allí, e insistieron reiteradamente en la búsqueda de otros eventuales responsables, en jerarquía superior a la del funcionario en cuestión.
En las últimas horas, este Diario tuvo acceso al expediente, en el que constan, entre otras, las declaraciones testimoniales de los empleados que dicen haber trabajado y percibido extras tras el acto.
También aparece en la causa el testimonio del por entonces titular de la UCR local, Carlos Nicolini, quien reconoce que el acto en cuestión fue organizado por el partido, ?sin dejar de reconocer que hay roles que se mezclan porque hay personas afiliadas al partido que son funcionarios municipales, pero la organización le cupo a la Unión Cívica Radical?.
Pero un dato central para la oposición lo constituye la declaración testimonial brindada por Oscar Alberto Teruggi, por entonces director de Personal de la gestión Lunghi.
En su oportunidad, el funcionario, a cargo de liquidar las horas extras, sostuvo que ?… a la Dirección de Personal llegaba con un informe avalado por el secretario de Obras Públicas (Mario Civalleri), donde primeramente el responsable del área de Cementerios (Carlos Balbín) había presentado un informe donde se describía al empleado y la cantidad de horas extras al 50 por ciento o al ciento por ciento efectuada. Esa nota va dirigida en realidad al secretario de Obras Públicas, quien avala el informe, y llega a la Dirección de Personal ya con el aval del secretario de Obras Públicas para su liquidación?.
Estrictamente en lo que concierne a la cuestión de los controles, en los que hace hincapié la oposición legislativa, Teruggi le dijo a la Justicia que bajo su órbita no se realizaban, porque ?al venir con el aval del responsable del área y además del secretario de Obras Públicas, no era función suya hacer controles del cumplimiento de esas horas extras?.
En tal sentido, uno de los patrocinadores de la demanda, el concejal Carlos Andrés Mansilla, le explicó a este medio que ?a nosotros nos interesa que se investiguen las responsabilidades, más allá de la del funcionario que está procesado?.
El edil entiende que, como en otros casos, como el affaire Tesorería, se debe profundizar en la cadena jerárquica y en los controles que supone. ?Seguimos el caso con expectativa, a la espera de lo que disponga la Justicia?, graficó. Aunque quedó muy claro que la línea política apunta a pesos pesado de la gestión. *

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario