La oposición pidió que el Ejecutivo declare ante la Justicia en la causa por horas extras

La bancada de la Unión Cívica Radical aceptó ayer que sea tratado en el Concejo Deliberante el expediente de la causa por el supuesto pago de horas extras a trabajadores municipales para montar un acto proselitista.
Esto se votó por unanimidad en la sesión de anoche, además de la aprobación en la Asamblea de Mayores Contribuyentes de la ordenanza preparatoria para un nuevo plan de repavimentación de 255 cuadras, que se financiará con la creación de un fondo especial.
El Frente para la Victoria, a través de su presidente de bloque, Carlos Mansilla, presentó un proyecto de ordenanza en el que sostuvieron ?que el mayor afectado de este delito es el patrimonio del Municipio de Tandil, propiedad de todos los habitantes de nuestra ciudad, por lo que el Departamento Ejecutivo, en representación de todos, debe presentarse formalmente en la causa, a los efectos de resguardar sus intereses, solicitando se condene a los autores materiales e intelectuales de los delitos investigados?.
El caso de las horas extras reflotó esta semana, tras conocerse que el ex director del Cementerio Municipal, Carlos Balbín, está imputado dentro de la causa.
El documento insiste en que ?independientemente de la valoración judicial acerca de la existencia de indicios vehementes que supongan encontrarse ante un hecho irregular, corresponde que el Estado municipal ejerza su correspondiente derecho, siendo también obligación de los funcionarios de turno llevarlo adelante?.
Ahora resta esperar cuál será el tratamiento en las comisiones y sobre las tablas, lo que determinará la posible participación judicial de la gestión Lunghi.

El debate

Mansilla enfatizó ante el cuerpo ?la necesidad que tenemos de que el Municipio de Tandil se presente como damnificado en la causa por el uso de horas extras? en un acto preeleccionista que el intendente Miguel Lunghi organizó en el gimnasio Duggan Martignoni del club Independiente.
Cabe destacar que en las últimas horas el Frente para la Victoria insistió en la responsabilidad del superior inmediato de Carlos Balbín, el secretario de Planeamiento y Obras Públicas, Mario Civalleri, que con su firma avaló el pago de los haberes.
Tras la palabra de Mansilla, el presidente del Concejo, Juan Pablo Frolik, abandonó el estrado y anunció que la bancada radical ?va a prestar conformidad a este proyecto?, aunque pidió a la oposición que ?en declaraciones periodísticas exista respeto de la independencia del Poder Judicial y no haya intromisiones en esta cuestión?.
La referencia del ex secretario de Legales tiene correlato con el pedido de Mansilla para que la Justicia investigue la cuestión a fondo y a su insistencia en la participación de Mario Civalleri en el caso, al que instó a renunciar a su cargo en la función pública.
El concejal Eduardo Ferrer salió al cruce de Frolik: ?Todos podemos manifestarnos en libertad. Sé muy bien qué es la independencia de los poderes. Tenemos todo el derecho, más cuando se trata del erario municipal. Voy a defender ese derecho hasta que se haga Justicia?, cerró.
El presidente del Concejo, entonces, trajo a colación el caso de una vivienda usurpada que involucró a Mansilla, y Gastón Morando sostuvo que, utilizando el mismo criterio que usó el presidente del bloque opositor, en ese caso ?también hubiese correspondido su renuncia. Me parece, al menos, una imprudencia?, señaló.
El cierre del debate lo tuvo Facundo Llano, que consideró ?lógico que ante el pedido de renuncia a un funcionario, el oficialismo se ponga nervioso?, pero sostuvo que lo que hizo Frolik es ?menoscabar al Poder Judicial, porque nunca un grupo político o de concejales influyó en el accionar de la Justicia dentro de una causa?.
?No necesariamente debemos inferir que incurrieron en un delito, pero sí podemos hacer interpretaciones políticas y pensar que hubo errores políticos y administrativos?, concluyó el abogado.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario