La oposición se consoló con el número de votos negativos obtenido

Los 122 legisladores (sobre un total de 254, con 2 abstenciones, 129 afirmativos y el titular de la Cámara, Eduardo Fellner que no vota) que se inclinaron por la negativa a la norma que ratificó las retenciones y la resolución 125, sorprendieron a los principales jefes de los bloques de la oposición. Ese número, en el que se escondieron las expresiones de los antikirchneristas, los oficialistas díscolos -encabezados por Felipe Solá- y los aliados al Gobierno que prefirieron no acompañarlo en esta disputa, llevó a los líderes opositores a tomar esta derrota con un principio de sabor a triunfo.
“No esperábamos un número tan alto de votos negativos”, deslizaron fuentes opositoras tras realizarse la votación, ya que pensaban que algunos justicialistas disidentes se abstendrían de votar en contra de su propio bloque.
Al concluir la sesión, el titular del bloque de diputados de la Coalición Cívica, Adrián Pérez, afirmó que la oposición continuará “trabajando para que el país siga siendo productor de alimentos”, y agregó: “Esta lucha se va a ganar igual”.
Entre los festejos del kirchnerismo, los opositores también se abrazaron y se felicitaron con los dirigentes de las entidades agropecuarias que estaban en el recinto, Luciano Miguens (SRA), Eduardo Buzzi (FAA) y Mario Llambías (CRA). No obstante, las críticas a la medida oficial continuaron, y los legisladores coincidieron en que la resolución 125 “no le hace bien al país”. “Con esta ley, por cada dólar que le ingresa al país 0,02 centavos se lleva el productor y el Estado 0,98.
De esta manera, el Gobierno nacional en el 2008 se quedará con 800 millones de dólares, y en el 2009 esa cifra ascenderá a 1.350 millones de dólares. Por eso, me pregunto: si esto no es una confiscación, que es”, enfatizó Luis Galvalisi, del bloque PRO. Por su parte, la radical Silvana Giudici sostuvo que “mantener la resolución 125 está lejos de proteger la mesa de los argentinos”.
“Es increíble escuchar en estos días por parte del oficialismo que está mal producir, exportar, tener expectativas de crecimiento y generar trabajo”, indicó la diputada porteña, y agregó: “La ratificación de esta resolución no busca más democracia, ni protege la mesa de los argentinos, lo que se logra aplicando políticas distributivas, controlando la inflación, el gasto y generando medidas de desarrollo”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario