La palabra de los familiares de la víctima

 

 

 

 

El día gris, el cielo cerrado y la tenue  llovizna que acompañó a los familiares en el recorrido en el que habría estado secuestrado y detenido ilegalmente el abogado Alberto Moreno, dieron al momento ya de por sí emotivo, un encuadre aún más contundente.
 ?Los sentimientos son encontrados. Por un lado, una gran tristeza, una gran conmoción y por otro, la satisfacción de estar acá y de saber que finalmente, se está transitando el camino que nos llevará a hacer Justicia por la desaparición de mi hermano?, comentó a El Eco de Tandil, Margarita Moreno, hermana del abogado desaparecido en la época de la dictadura.
?Angustia, recuerdos y satisfacción en cierto modo  porque estamos en la etapa final, lentamente pero llega, todo llega. Recorrer estos lugares hace que  no pueda evitar ponerme en lugar de mi hermano en ese momento y me moviliza muchísimo?.
?Esta lucha me ha acompañado permanentemente y todo fue muy duro. Todos tenían temor, nadie hablaba, nadie contaba nada. La gente, con el famoso ?algo habrá hecho? cuando lo mataron, los comunicados oficiales que hablaban de enfrentamientos pero bueno, por suerte está quedando atrás. Cerramos un capítulo, con culpables y sabiendo lo que pasó y abrimos uno nuevo, con una sociedad más justa y sobre todo para la comunidad de Tandil, para que sepa con lo que está conviviendo y también qué es lo que se hizo aquí?.
Sobre sus padres, expresó que ambos fallecieron.  ?Hoy pienso mucho en ellos. Mi mamá falleció antes que mi padre. Siempre estuvo muy afectada y sufría del corazón, es por eso que digo que a mí la dictadura me mató a dos personas?. Luego de estas palabras quebradas por la congoja, el día parecía todavía, más gris.

Matías Moreno
?Somos hijos de una generación que luchó por sus ideales?

Matías Moreno, hijo del abogado desaparecido, expresó que ?esta es una etapa más y siento que estamos avanzando en el camino de intentar por todos los medios juzgar a los responsables del asesinato de mi papá y que sea una puerta de entrada para que se juzguen todos los crímenes de la dictadura?.
Sobre su padre, contó que era abogado laboral, representante de Aoma, en Loma Negra y  ?a partir de un juicio que él patrocinó, el caso Paniagua, en el que se comprobó que dos trabajadores de la fábrica Loma Negra tenían silicosis. Ganó el juicio y a partir de allí comenzaron las amenazas y la noche del viernes 29 de abril de 1977,  cuando mi viejo había salido a justificar la falta de mi mamá  del colegio donde trabajaba ella, se lo llevaron de la puerta de mi casa. Se supone que lo llevaron a este lugar desde donde se supone que se logra escapar y lo matan acá, a pocos metros y nos entregan el cuerpo el 10 de mayo de 1977?.
?Desde la desaparición de mi papá, se movió mucho la asociación de Abogados de Azul y el juez Pagliere, que tomó el caso y se logró reconstruir muchísimo, hasta se llegó casi hasta la instancia de dar con el paradero de mi viejo, le sacan la causa de mi papá y va a los tribunales militares y después, con testimonios posteriores al 83, logramos reconstruir bastante, por suerte?.
Agregó que ?ahora viene el llamado a indagatoria a los cinco imputados, que son los hermanos Mendez y los tres militares Tommasi, Papalardo y Ojeda, que se presupone que era el autor material. Ahí se cerraría la etapa de instrucción y de ahí en más, habría que esperar el juicio oral, que se hará el año que viene?.
Finalizó diciendo que ?somos hijos de una generación que luchó por sus ideales, se hizo cargo de su realidad y estaba dispuesta a modificarla. Hoy, 30 años después, estamos intentando que todas esas víctimas tengan de una vez por todas, Justicia?.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario