La peña El Cielito celebró sus 60 años con la inauguración de una nueva sala de usos múltiples

La peña El Cielito celebró sus 60 años de vida con la inauguración formal de un nuevo espacio: una sala de usos múltiples de 250 metros cuadrados, que tiene capacidad para 170 personas y que con orgullo, las autoridades de la institución mostraron a la sociedad.

Alrededor de las 20, la comunidad de la tradicional peña, el intendente Miguel Lunghi y autoridades municipales realizaron el corte de cintas, dejando formalmente inaugurado el flamante espacio.

A continuación, los presentes ingresaron a la sala de usos múltiples, donde se proyectó un video alusivo a la fecha y el padre Antonio bendijo las instalaciones.

 

Un aporte a la sociedad

Luego se realizó el acto protocolar. En primer lugar, el presidente de la institución Miguel Roaux, expresó que “momentos muy especiales para cada uno de los hombres y mujeres de El Cielito están transcurriendo durante octubre. Por 1957 un grupo de personas se unía bajo objetivos claros pero con valores profundos, firmes y sólidos”.

“Fue así que ya hace años transmitimos nuestro slogan ‘El Cielito es un lugar donde vinimos de la mano de nuestros padres y donde vimos crecer a nuestros hijos’”, sostuvo.

Enfatizó además que la renovación dirigencial ha sido un “pilar fundamental de la vida institucional”, con un  total de 18 presidentes que antecedieron su gestión, de los cuales destacó su “alto sentido de pertenencia, que durante su gestión pero también finalizada la misma hicieron del Cielito la continuidad de su casa y la ampliación de su familia, así los objetivos fueron más fáciles de lograr”.

Asimismo, expresó su dicha de compartir los 60 años con lo que consideran un “aporte a la ciudad, al arte y a los tandilenses, la inauguración de este nuevo espacio de usos múltiples, que con un poco más de esfuerzo terminaremos de dotar de elementos tecnológicos, escénicos y otros”.

“Viene a aportar un sitio adicional a este Tandil creciente y pujante, que demanda día a día más y mejores lugares de encuentro para lo académico y lo artístico, y lo cultural”, afirmó y destacó el trabajo “conjunto con las autoridades municipales, las empresas que nos han apoyado en los distintos emprendimientos, los asociados amigos con quienes llevamos adelante le Festival de la Sierra y nuestra gente que día a día en forma desinteresada aportar a esta realidad”.

 

Homenaje

En tanto, sostuvo que el homenaje es “a todos los que colaboraron con este proyecto pero dada la imposibilidad de hacerlo individualmente lo haremos en una figura con nombre y apellido. El nos ha permitido operativamente que nos encontremos inaugurando esta sala, ha sido quien ha ejecutado la obra desde el primer ladrillo”.

Y resaltó el trabajo “a destajo, desinteresado de sol a sol” del miembro de la comisión directiva Marcos Lanchón.

Roaux felicitó a todos los cuerpos de baile por los logros que han obtenido recientemente y finalizó diciendo que “hace una semana que tuvimos la oportunidad de festejar con 1200 bailarines en el Parque Independencia, esa es la postal que nos tiene que quedar de este cumpleaños”.

 

El legado de los pioneros

A continuación, el intendente Miguel Lunghi destacó que decir tradiciones o folclore “es decir peña El Cielito”.

“El amor por lo nuestro, la pasión que ustedes han puesto por Tandil, el trabajo, la honradez de todos sus dirigentes, el compañerismo, la dedicación, ese es el tesoro más grande que tiene El Cielito”, resaltó.

Y afirmó que “supieron seguir el legado de los pioneros de la peña, estuvieron en muchos festivales competitivos y trajeron premios importantes dejando muy bien parado a Tandil”.

“Hicieron también el Festival de la Sierra, que es social, cultural y nacional, un hecho que lleva 35 años y nos enorgullece a todos”, sostuvo.

 

Escuela de vida

Por otro lado, recordó que “supieron levantarse de las cenizas porque tuvieron un siniestro donde se quemó la sala contigua y no dejaron de trabajar, la levantaron mejor de lo que estaba y siguieron avanzando”.

Remarcó que es “una escuela de vida” en la cual “jóvenes y mujeres que han pasado por El Cielito siguen viniendo, eso le hace muy bien a la ciudad. La demostración de eso es que un joven ingresó a los 14 años a ver si le enseñaban a bailar y hoy después de 50 años es el presidente de la institución”.

Por último, les dijo que “son un ejemplo de institución” y destacó el “trabajo y la honradez”.

Después, el Intendente le entregó a Miguel Roaux un vale por un aire frío calor para el flamante salón, el cual recibió con mucha emoción y al borde de las lágrimas, además de otorgarle un recordatorio por sus 50 años de trabajo por la cultura.

El Municipio además, entregó recordatorios a los distintos presidentes que pasaron por la institución: Gladys Franchini, Camilo García Ortiz, Vicente Murno, Jorge Pérez Salerno, Miguel Roaux, Gustavo Símaro y Pablo Sprovieri.

La comisión de El Cielito le otorgó un presente a Marcos Lanchón, por su arduo trabajo para concretar el SUM.

Después se llevó adelante una misa, se descubrieron placas y para concluir la jornada festiva se realizó un ágape.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario