La plaza del barrio Arco Iris será sede de un encuentro por el juego y la expresión

El encuentro se enmarca en el proyecto Pampares, que es una ampliación de la oferta institucional de la Sala Abierta de Lectura y se basa en la promoción de la resiliencia. Tiene como misión propender a la formación integral del niño en un ambiente familiar y social estimulador de experiencias lectoras y escritoras, expresivas, lúdicas, en un marco desafiante y ético.
La misión del encuentro es fomentar el juego y el jugar como derecho de todas las personas, propiciar la participación, el encuentro y la integración individual, de grupos e instituciones de la ciudad, rescatar y difundir las producciones culturales y artísticas del barrio.
-¿En qué consiste la actividad y a quienes convoca?
Laura Maggiori: -Convoca a todo el público en general, aunque uno hace énfasis en los niños para que tengan un espacio de encuentro para el juego. A partir de las 17 va a haber una ronda de juegos. Las mamás también van a participar y definieron cuáles iban a ser los juegos, que van a ser rotativos.
Susana Malfatti: -Son juegos tradicionales, como el ?pelo pelito es?, la rayuela, juegos de embocar con la pelota y otros. La idea es que todos puedan participar en todo, ir rotando. La idea es rescatar los juegos tradicionales y que los chicos de Pampares y del barrio puedan compartir un espacio lúdico.
-¿Por qué también se habla del derecho a la expresión?
Silvina Guaita: -Nos referimos al arte y también a las maneras en que uno como persona puede decir o hacer. Es la importancia de la palabra, de la pintura, de la música, de todas las manifestaciones a las que podemos tener acceso. La idea es conocer las expresiones artísticas y por eso este año vamos a tener un espectáculo de música con el grupo Caracachumba. El grupo rescata la música tradicional, canciones que nos habían cantado cuando éramos chicos.
-Hay un intento de revalorización del espacio, del juego…
Silvina Guaita: -Es un encuentro que nos permite reflexionar por qué es importante un encuentro de juego y expresión, por qué hay que revalorizar el espacio público que nos pertenece a todos. Es la invitación de un barrio hacia otros, que da la posibilidad de encontrarse, intercambiar ideas. Hay un propósito de encuentro de instituciones para ver qué hacemos con el juego, qué pasa con las familias. Hay un deseo de recuperar la infancia, ya que cuando uno puede reflexionar lo que es importante, se pueden rescatar espacios, prácticas para transmitir a los niños. El juego no sólo le pertenece al mundo de la infancia, sino que tiene que recuperarlo el adulto, desde otros lados, para producir el encuentro entre generaciones.
Araceli Gaiada: -Hay que cambiar la mirada, porque cuando los chicos están en la plaza están jugando, no están molestando.

Algunas novedades

-Este año se sumaron al barrio Arco Iris…
Silvina Guaita: -Después de cuatro años en el barrio 25 de Mayo, nos fuimos físicamente, aunque seguimos conectados, porque las familias van a estar disfrutando del encuentro. Esto empezamos a trabajar con el barrio Arco Iris y el barrio San Juan. Nos estamos acercando al barrio Maggiori con el bibliomóvil. Estamos trabajando con distintas estrategias, sean los talleres, la música, la lectura, los juegos.
-El bibliomóvil es una presencia clave para llegar a otros lugares donde no accedían.
Susana Malfatti: -Nosotros vamos dos veces por semana a La Pampa y Figueroa, donde hay un terreno baldío. Primero damos una vuelta con el bibliomóvil donde decimos que llegamos, pedimos que se levanten y los chicos ya saben que a esa hora estamos ahí, desplegamos una alfombra, unas sillas y mesas de plástico y nos ponemos a trabajar. Estamos trabajando para conocernos, para rescatar coplas tradicionales, adivinanzas, y ellos han creado sus propios textos. También hacemos el mismo tipo de trabajo en Neuquén y Laprida. La alfombra y las sillas delimitan el espacio y nos van dando identidad. Hay unos treinta chicos implicados.
-¿Cómo los recibió la gente del barrio?
Susana Malfatti: -En mi caso muy bien, las mamás o las abuelas los acompañan y el resto de los nenes vienen solos. La idea es que la casa de la que vienen no quede a más de tres cuadras del bibliomóvil.
Laura Maggiori: -En el barrio hubo un trabajo de convocatoria previa y la idea era ir promocionando lo que se iba a hacer. La repercusión ha sido muy buena, porque hay unos catorce chicos por taller. Ahora, con el tiempo lindo, está creciendo el número de niños.
Silvina Guaita: -A esta altura tenemos ingresados sesenta chicos a las distintas actividades, con continuidad.
-¿Van a continuar durante el verano?
Silvina Guaita: -El proyecto está financiado con becas de la Provincia y en este momento están muy retrasadas y todo depende de ese recurso y de la renovación año a año. Creemos que estos proyectos muestran cambios en la medida en que se pueda dar una continuidad.

Equipo de trabajo
Silvina Guaita, coordinadora
Susana Malfatti, tallerista y promotora de la lectura
Laura Maggiori, tallerista de lectura
Belén Collado, administración de proyectos
Araceli Gaiada, coordinadora del taller de música
Rosana Goyeneche, trabajadora social
Guadalupe Garrez, psicóloga
Giselle Menna, tallerista de juego
Sandra Depalma, administrativa

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario