La rápida acción de los bomberos, médicos y funcionarios evitó que un joven se suicidara

La rápida acción coordinada de bomberos, policías, profesionales médicos y funcionarios públicos evitó que ayer a la mañana un joven tandilense se arrojara desde el balcón posterior del palacio municipal, ubicado en Belgrano al 400, amenazando así con poner fin a su vida.
Todo comenzó alrededor de las 10, cuando el joven trabajador de radio, Matías Terán, dejó una nota a una trabajadora municipal en donde indicaba que se trasladaría en pocos minutos a los altos del edificio, abrumado por los avatares por los que se encuentra pasando. La intención: quitarse la vida.
Así, y en pocos minutos, el recurrente paisaje de los alrededores de la nueva plazoleta con fontana y palmeras ubicada entre el ingreso posterior del edificio y el Teatro Municipal del Fuerte se pobló de bomberos, policías, funcionarios, trabajadores comunales y profesionales médicos.
Inmediatamente ?en un clima de preocupación y tensión- comenzaron a coordinar acciones para hacer desistir al hombre de su trágica idea, en el marco de un operativo que se desarrolló desde las 10 hasta pocos minutos antes de las 11.
En ese momento, finalmente pudieron resguardar la vida de Terán, que según los testimonios se mantenía aún en un grado de alteración y se negaba a dialogar sobre la situación.
Tras las primeras dificultades para mantener contacto porque el hombre se negaba a hablar, la mediación del psicólogo Angel Orbea ?que advierte sobre este tipo de fenómenos desde el Foro de Salud Mental- comenzó a revertir una situación que permanecía tensa en los alrededores de la comuna.
Fue así que Terán habría solicitado ayuda financiera a través de la Secretaría de Desarrollo Social, cuestión resuelta de inmediato según narraron los escasos testigos, ante la presencia del jefe de Gabinete, Carlos Fernández, y de la concejal María Rosa Toncovich, dos de los funcionarios públicos que siguieron atentamente los acontecimientos.
Lo cierto es que tras reiteradas demandas, los efectivos lograron acercarse prudencialmente hasta el joven y, tras distraerlo desde la zona baja, lograron arrastrarlo hasta la parte segura del balcón palaciego, logrando así asegurar que no se arrojara al vacío.

Testimonios tras
una mañana tensa

Todos los que intervinieron, desde efectivos de las fuerzas de seguridad hasta funcionarios y profesionales médicos, coincidieron en valorar -tras los episodios- la ?rapidez? de una ?acción conjunta? que logró revertir la situación,  más que tensa para la típica calma tandilense.
Al mismo tiempo, desde bomberos reconocieron la ausencia de ?una red de contención que, sería una de las medidas? plausibles de adoptar cada vez que una persona amenaza con arrojarse al vacío, tal el caso de ayer.
Orbea, tras asistir brevemente, describió que mostraba una conducta ?confusional, estaba tenso e inquieto, pero por suerte se logró revertir la situación?, antes de afirmar que permanecerá al menos durante 48 horas bajo estricto seguimiento médico.
El profesional médico no dejó de marcar la necesidad de contar con un ?botiquín con psicofármacos? necesario para el tratamiento de este tipo de situaciones que muestra conductas de extrema tensión.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario