La rápida reacción de los vecinos salvó a una adolescente que intentaron violar en un baldío

Según se confió desde fuentes judiciales, la adolescente, de 14 años de edad, fue trasladada al Hospital de Niños, donde fue contenida física y psíquicamente tras el aberrante suceso sufrido. Ya por la tarde, recibió el alta, al aguardo de la realización de la Cámara Gesell, pautada para el próximo viernes, cuando la menor podrá relatar con mayores precisiones ante el fiscal y psicólogos los abusos sufridos, como así también descartar o no si hubo violación.

El agresor, identificado como Rubén Omar Rodríguez, en tanto, quedó primeramente aprehendido por la policía, y en horas del mediodía desde la fiscalía se confirmó el pedido de detención que fue avalado por el juez de Garantías José Alberto Moragas.

El grave hecho sucedió en la madrugada del jueves, en un descampado de calle Azucena al 800, cuando el acusado (con antecedentes penales y con pedido de restricción para con la niña y su familia), quiso abusar de la joven, quien ofreció resistencia y recibió golpes varios del agresor que, por lo que trascendió (queda aún certificarlo médicamente), afortunadamente no pudo concretar su cometido, violar a la niña.

La suerte, en verdad, devino de la rápida como valiente intervención de los vecinos, que alertados por los gritos de auxilio de la niña, intervinieron, dando a la vez aviso a la policía.

A priori, el fiscal Damián Borean caratuló la instrucción penal preparatoria como “Tentativa de abuso carnal, desobediencia de restricción y violación de domicilio”. De la misma carátula se desprende que el agresor ingresó al domicilio de la víctima, desoyendo la orden de restricción del Juzgado de Familia que pesaba sobre él, dejando en claro que existían inconvenientes previos entre el acusado y la familia de la menor. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario