La Sala de Lectura apuesta a la poesía

-Desde hoy van a estar en la sala…
 -Sólo vamos a estar en noviembre, haciendo un taller de poesía. La idea es que el año que viene tenga continuidad. Está dirigido a adultos.
-¿Cómo surgió la idea?
-Hay alumnos que van al taller de narrativa de Patricia Ratto, que habían venido a mis talleres de lectura en el centro cultural La Vía. Durante este año surgió el interés de ellos en hacer algo más intensivo, con más continuidad y ahora surgió la posibilidad de llevarlo a cabo durante un mes de prueba para los que tienen ganas de escribir.
-¿En qué va a consistir el taller?
-Nos vamos a reunir los jueves durante dos horas, y la idea es revisar los textos que hayan escrito, o empezar algo con consignas. La idea es trabajar lo teórico y que sirva para que los que quieren escribir y no se animan empiecen a hacerlo. Puede ser a partir de lecturas que vamos a incorporar, o de los textos que escriban otros. Yo voy a abordar los autores según los textos que me alcance la gente, porque hay variedad de temas, de estilos y de gustos. La idea es que cada persona pueda trabajar en su estilo. Eso es lo bueno de la poesía contemporánea, que tiene gran variedad de registros, temas, poéticas y autores. Es muy amplio.
-¿Se lee poesía?
-Yo creo que los que leen son los que escriben y viceversa. Hay mucha gente que escribe y está aislada. Entonces, lo que buscamos es generar un espacio donde se pueda compartir. No es algo masivo.
-¿Es difícil acceder a la poesía?
-Hay gente que dice que es difícil, que no la entiende. Todo depende de cómo te acerques. Hay autores más complicados que otros. Como todo, requiere esfuerzo y además, hay escritores con los que uno tiene más afinidad, que se deben encontrar. En el taller todos aprenden de todos, leyendo o escribiendo.
-¿Seguís escribiendo poesía?
-Siempre escribo, estoy preparando un libro de poesía, aunque no lo suelto. En algún momento lo publicaré. Siempre aparecen cosas nuevas, así que retoco y retoco. Lo importante es leer y escribir. Publicar es otro paso. Es muy difícil, salvo que tengas un subsidio o un premio. No hay consumo masivo de poesía. Yo leo de todo un poco, me gusta poder leer todo lo que va saliendo.

 

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario