La selección se entrenó, en una jornada con novedades

Una jornada puertas adentro con muchas novedades fue la que vivió ayer el seleccionado argentino en La Serena, donde por la tarde el director técnico Gerardo Martino paró el primer equipo rumbo al debut del sábado ante Paraguay sin las presencias de tres jugadores que están entre algodones en lo físico como el arquero Sergio Romero, el lateral derecho Pablo Zabaleta y el volante Lucas Biglia, pero previamente, en las primeras horas de la mañana seis futbolistas del plantel fueron sometidos a un control antidóping.

La primera práctica formal de fútbol ante los chicos del seleccionado sub 17 empezó a bosquejar el equipo que el próximo sábado abrirá el grupo B de la Copa América sin los tres futbolistas mencionados, abriendo el interrogante respecto de sus presencias ante el conjunto dirigido por Ramón Díaz.

Por su parte Sergio Agüero actuó dentro de ese equipo, ratificando lo anticipado por Télam respecto de su condición de titular por encima de Carlos Tevez y Gonzalo Higuain, con Lionel Messi y Angel Di María inicialmente por los costados.

Los once que puso el “Tata” sobre el campo de juego fueron Nahuel Guzmán; Facundo Roncaglia, Ezequiel Garay, Nicolás Otamendi y Marcos Rojo; Ever Banega, Javier Mascherano y Javier Pastore; Lionel Messi, Sergio Agüero y Angel Di María.

Si están bien, los tres marginados ayer serán titulares el sábado, pero de hecho este conjunto, con los ingresos de Messi y Mascherano por Ezequiel Lavezzi y Fernando Gago, es el mismo que empezó el segundo tiempo ante Bolivia el pasado sábado en el amistoso disputado en el estadio Del Bicentenario, en San Juan.

Claro que la jornada no empezó para el plantel a las 15.30, hora habitual de comienzo de los entrenamientos cotidianos del equipo en La Serena, sino a primera hora de la mañana, cuando un grupo de médicos de la Conmebol concurrió sorpresivamente a la concentración de Serena Suites para realizar un control antidóping a seis integrantes del grupo.

Si bien desde AFA se informó que la divulgación de los nombres de los controlados correspondía hacerlos públicos a la Conmebol, eso no ocurrió durante la jornada, pero fuentes extraoficiales dejaron trascender a cuatro de ellos: Facundo Roncaglia, Ezequiel Lavezzi, Erik Lamela y Roberto Pereyra.

Pese a utilizar el factor sorpresa, es habitual que antes del debut de cada equipo en una Copa América o un Mundial se realicen controles de estas características. De hecho ayer mismo y en forma simultánea también se produjeron en las concentraciones de otros dos seleccionados del grupo B, los de Uruguay y Jamaica.

 

 

Habló Romero

Uno de los jugadores que no pudo trabajar todavía al ritmo de sus compañeros desde que llegó a Chile es “Chiquito” Romero, afectado por un traumatismo que sufrió en el hombro izquierdo sobre el final del amistoso ante los bolivianos.

Por eso, con tanto tiempo libre, el arquero le dedicó unos minutos a AFA para volcar sus impresiones sobre el compromiso que se aproxima, mientras a la distancia se escuchaban los gritos de una veintena de estudiantes que intentaban sin éxito ver a los futbolistas argentinos desde el exterior del complejo La Alpina.

“La verdad que estaría muy bien que ganáramos esta Copa América porque todo el grupo se lo merece, sobre todo después de perder la final del Mundial. Y sinceramente creo que estamos en las mejores condiciones para hacerlo, porque no solamente contamos con Messi, sino con otros cracks enormes como Di María, Mascherano, Agüero y tantos más”.

“Y estoy además con compañeros excelentes con los que competimos por ese puesto único que es el de arquero. Por ejemplo con Nahuel Guzmán compartimos la habitación y él, que es un tipo muy humilde, siempre está dispuesto a ayudar y alentar. Es que acá los veintitrés jugadores y el cuerpo técnicos estamos compenetrados en llegar a la final y ganarla, para recuperar esa sonrisa que perdimos el último día en Brasil”, confesó. (Télam)

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario