La sustracción de motos justifica el aumento del delito durante el año 2012

Inicialmente, el funcionario aclaró que tal registro “difiere del mapa del delito que maneja la Justicia, que sólo incluye los hechos que desde la Procuración se la denunciado y se notifican. El mapa municipal abarca tales casos, pero se le incorporan una serie de cuestiones”.
Es que “periódicamente desde la Dirección de Prevención Comunitaria nos reunimos con los vecinos en diferentes barrios y recibimos denuncias de hechos que no fueron oficializados en la policía. Una vez constatados se incorporan en el mapa del delito. Lo mismo sucede si hay hechos que toman estado público a través de los medios de comunicación y verificamos que ese delito no ha sido denunciado”.
Según Civale, el mapa del delito llevado por el Municipio “tiene más cantidad de hechos que el de la fuerza de seguridad. Es probable que algunos hechos, si no fueron denunciados ni tomaron estado público ni fueron informados en alguna charla, tampoco estén. Pero creemos que es el que mayor de información logra revelar. El objetivo es lograr la mayor cantidad de información posible”.

Tendencias y “patachorros”
 
Durante una entrevista en el magazine “La ciudad” (Eco TV), el secretario de Gobierno indicó que “en marzo de 2012 hubo 116 hechos, que fueron volcados a un sistema de identificación georreferenciada. Además se identifica si es un robo, un hurto o un asalto; si hay imputados o no; si fue esclarecido, etc. No es solamente una impresión del mapa de ese mes puntual. Se incluye además el horario en el que se realiza el delito”.
Civale admitió que “para quien le sufrió, un hecho es muchísimo. Pero comparando con marzo de 2011, creció apenas algo de los 110 del mismo mes del año pasado. Luego de marzo de 2012 se produjo un aumento significativo de la cantidad de casos, considerando hurto, robo y asalto”.
Añadió que el pico se registró en mayo, con casi 190 hechos. “Fue un número significativo y ese crecimiento se justificó en un 80 por el robo de motos. Tuvimos casi 40 robos más comparado con el mismo mes del año pasado. En junio comenzaron a decrecer esos números, estando por encima del año pasado y de marzo”.
Matías Civale especificó que “el hurto o robo de automotor justifica en un 80 por ciento la mayor cantidad de hechos”.
Añadió que “el otro 20 por ciento está en una tipología que el año pasado no había: la denominada entradera. La pateadura de puertas con el posterior ingreso a los domicilios con fines de robo”.
 
Cuestiones prácticas
 
El funcionario indicó que el mapa del delito “nos sirve para tomar medidas proactivas en cuanto a la prevención”, ya que “son la base sobre la que se decide la ubicación de cámaras de seguridad y se trabaja en cuestiones vinculadas a la iluminación y terrenos baldíos. Nos sirve también para conversar con la policía y pedir trabajos más específicos de patrullaje en zonas complicadas”.
Por otra parte, se logra conocer las franjas horarias del accionar delictual. “En Tandil en los últimos seis meses la mayor cantidad de hechos se produjo de 21 a 24. Hubo 134 hechos en seis meses. Ese sería el horario pico”.
En ese ínterin “se trabaja para que el patrullaje esté intensificado y el sistema de monitoreo más alerta. Todo lo que sea información e incorporación de tecnología ayuda y es un aporte adicional que hacemos desde el Municipio para colaborar con la fuerza policial, que tiene la principal responsabilidad en el tema”, enfatizó Civale.
Planteó que “ante el robo de motos trabajamos en forma preventiva, con una cantidad significativa de operativos desde la Dirección de Tránsito. En entradas a domicilios, nos sentamos con la policía para que nos diga qué paso en tal lugar y cómo fue la vigilancia en ese momento, además de exigir cuestiones, actuando de interlocutor del vecino, y plantear políticas que sirven para la prevención”.
 
Visión social
 
Matías Civale añadió que “desde el Municipio también se lleva un mapa que tiene que ver con el domicilio de los imputados. No lo mostramos porque no queremos estigmatizar ninguna zona en particular, pero para nosotros es importante trabajar en esas zonas”.
Destacó que permite desarrollar “una política proactiva de contención, brindando posibilidades sociales, culturales y de contención, además de talleres para que puedan insertarse en el mercado laboral”.
Civale destacó que se trata de “un abordaje totalmente integral de la problemática, con un aporte significativo que se puede hacer desde el Municipio y que implica una inversión económica”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario