La tarjeta SUBE podrá utilizarse en Tandil en caso de homologar el SUMO

Mientras se esperan avances en el trámite por medio del cual el Ejecutivo buscará homologar el boleto electrónico del Sistema Unico de Movilidad Ordenada (SUMO), en el marco de la resolución del Gobierno nacional, que establece la implementación del SUBE en todo el país, el responsable de Eycon, la empresa que ganó la adjudicación, estimó que el procedimiento permitirá en una segunda instancia adaptar el sistema local para recepcionar la tarjeta de nacional.
En diálogo con El Eco de Tandil Juan Curcio brindó detalles sobre la parte operativa y el plan previsto en caso de lograr compatibilizar el SUMO. Se aguarda, entonces, por la elevación del documento elaborado por la Secretaría de Legal y Técnica, en conjunto la Dirección de Gobierno Electrónico, que responde a los requerimientos emanados por la Secretaría de Transporte de la Nación en torno a los detalles del funcionamiento del transporte urbano de pasajeros de la ciudad.
Al respecto, Curcio repasó que primero se deberá validar el envío de la información sobre el servicio en modo digital al organismo nacional correspondiente.
“Hasta ahora el chofer, cada vez que cerraba una vuelta o llegaba a una cabecera, tenía que completar los datos de una planilla, que eran remitidas a la CNRT (Comisión Nacional de Regulación de Transporte)”, describió.
En esta instancia se buscará compatibilizar la información con el formato requerido dado que el cumplimiento de lo dispuesto será condición necesaria para acceder y mantener el derecho al beneficio del precio diferencial del gasoil y a la percepción de los bienes fideicomitidos del Sistema Integrado del Transporte Automotor (que sirve de base para la asignación de los subsidios al sector).
Estimó que se iniciará un período de transición en el que convivirán ambas modalidades pero que luego se unificará en la segunda opción, y marcó la “buena recepción” que el planteo local causó en la Secretaría de Transporte.

Una segunda etapa

Una vez completada la transición, que no implicaría ningún cambio para el usuario, en una etapa posterior, “si una persona viaja a Tandil y tiene su tarjeta SUBE podría subir a un colectivo y utilizarla para abonar un viaje”, anunció el responsable de Eycon.
Aclaró que no se avanzará en este sentido hasta tanto se logre consolidar el envío de información, si se valida en forma oficial para la asignación de subsidios. Así, en el segundo paso se realizarán los cambios pertinentes en el sistema para que una tarjeta SUBE pueda ser utilizada en una máquina colocada en las unidades de las seis líneas de colectivos.
Curcio aseguró que esta circunstancia contemplará “una configuración de seguridad” para que las validadoras puedan tomar los plásticos del sistema nacional. “Cada tarjeta tiene diferentes claves, que son las que necesitamos para leerla”, y eso implica “compatibilizar los dos sistemas”, que se hará en un paso posterior.
Evitó adelantar plazos para que se ponga en marcha esta característica al explicar que estará condicionado al modo en que se avance con el trámite administrativo entre el Municipio y Transporte de la Nación.

Un sistema superior

Entre otras consideraciones Curcio marcó la superioridad del SUMO en cuanto a prestaciones para el usuario ya que la tecnología utilizada es “la misma” en ambos casos, con el mismo tipo de tarjetas que operan sin contacto con la máquina validadora.
En ese sentido destacó también la importancia del sistema de boleto electrónico nacional y sus buenos resultados en el transporte público, y sugirió la incorporación de productos de otras empresas nacionales que aporten en su mejora. “En Buenos Aires no se puede ver la ubicación de los colectivos, siendo que la máquina de SUBE tiene un GPS”, marcó.
Y en comparación expuso el caso de Tandil, donde se puede conocer el trayecto de cada unidad a través de la página web o de una aplicación para celulares.
A propósito de la herramienta, explicó que los inconvenientes en cuanto a la aparición de las unidades en el mapa cuando el usuario realiza su consulta tienen que ver con la falla en la conexión telefónica que los dispositivos colocados en las unidades utilizan para determinar su ubicación, entre otros datos.
“Cada vez que se corta la comunicación, el modem que está arriba del colectivo vuelve a intentar establecer la conexión. Esto no es común pero hay determinadas zonas de la ciudad que son más complicadas en cuanto a señal”, detalló Curcio.
Para finalizar, el responsable de Eycon evaluó el estado actual y la recepción del boleto electrónico a más de un mes de su implementación como único medio de pago y reconoció que “pese a que hubo algunas cosas para corregir, estamos funcionando de manera correcta y no tenemos más reclamos de los usuarios que los normales”. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario