La UCR celebró los 125 años del partido y recordó el derrocamiento de Illia

En la jornada de ayer en la Unión Cívica Radical, situada en calle Mitre 550, fue el lugar elegido donde los radicales de la ciudad celebraron los 125 años del nacimiento del partido y los 50 años del golpe de estado que destituyó al entonces presidente de la Nación, doctor Arturo Umberto Illia, interrupción institucional que en Tandil dejara sin la intendencia a José Emilio Lunghi.

La reunión comenzó con un respetuoso minuto de silencio por el fallecimiento de Osvaldo Gutiérrez, dirigente, miembro de la comisión directiva, concejal en el período 1983-1985, secretario de Turismo del gobierno de Américo Reynoso 1985-1987.

Distinciones

El Comité Tandil decidió agasajar al Gobierno municipal radical que estuvo desde 1963 hasta 1966, año en que irrumpieron los militares.

Se distinguió a los concejales municipales como Oscar Lynch, José Toletti, Juan Vicente Martínez Belza, Diego Manito, Teodoro Jorge Zeballos. También a Juan Francisco Giaconi quien fuera diputado provincial 1963-1965 y concejal 1965-1966. A funcionario municipales como Alejandro Diez (secretario de Gobierno y Hacienda), arquitecto Jorge Castelnuovo (secretario de Obras Públicas), doctor Pablo Mastropierro (secretario de Salud), Marcelino Tangorra (Inspección General y Servicios), José Emilio Lunghi (intendente 1963-1966) y a Juan Carlos Pugliese quien se desempeñara como diputado nacional 1963-1964 y ministro de Economía de la Nación de 1964 a 1966. Los familiares de todos los mencionados fueron quienes recibieron las distinciones.

Acto

El acto contó con las palabras de bienvenida del actual presidente de la Unión Cívica Radical, contador Matías Civale, y la proyección de un video en memoria y reconocimiento a la trayectoria, militancia y compromiso ético de Arturo Illlia y “Pepe” Lunghi.

Para el final quedaron las palabras brindadas a los presentes por el intendente Miguel Lunghi quien agradeció al presidente del Comité y a la comisión directiva que le permitieran referirse a quien fuera su padre y a Illia respectivamente, y a todos los funcionarios radicales que estuvieron desde 1963 a 1966.

Señaló que “estas dos personas humildes y sencillas, marcaron en mí a fuego una forma de vida. Mi padre me enseñó conducta, ética, moral, y me dio la posibilidad de progresar e ir a estudiar a La Plata lo que quería ser que era médico pediatra”.

Agregó que “con Arturo Illia tuve la posibilidad de hablar a solas en varias oportunidades y también seguir su historia. Tomé de él la sencillez, la humildad, la austeridad, la lucha por una democracia tolerante, la República y la división de los poderes”.

Aseveró que “el 28 de junio fue un día tremendo para los argentinos, fue un asalto de ladrones de los cuales participaron gran parte del peronismo, de la iglesia y del sindicalismo. Ustedes tienen la foto de Vandor, Alonso y otros más al lado de Onganía cuando estaba asumiendo como presidente de facto, además de todos los militares que estaban en contra de este gobierno”.

El jefe comunal recordó sus guardias en el Hospital de Berisso, y la “locura” que tenía la tarde de aquel 27 de junio por no poder comunicarse con Tandil, lo que llevó a pedir permiso y viajar por la noche.

Rememoró que “al gobierno que echaron los militares tenía un crecimiento del 9 por ciento anual, había un 4 por ciento de inflación anual y la deuda externa era de tan solo 4 mil millones de dólares exclusivamente con el Club de París. Y eso que le decían “tortuga” porque estos últimos años deben haber sido liebres ya que aumentaron la inflación de una forma tremenda”.

Entre los puntos destacados indicó que “Illia cumplió con lo que dijo en la campaña, levantó a la semana de gobierno la proscripción en todos los partidos políticos. Puso la ley de salario mínimo, vital y móvil para que el trabajador no pierda poder adquisitivo. Con la ley de medicamentos puso precio fijo a la droga y durante 30 meses no aumentó un solo peso y en solo tres meses de Onganía lo aumentó al 300 por ciento. Se logró a través de la ONU que se declarara que las Islas Malvinas habían sido usurpadas y que tenía que resolverse la situación en forma diplomática, siendo el avance más grande que tuvo el país con las Malvinas”.

Sobre su encuentro con su padre dijo que “al llegar lo encontré con los ojos llorosos por haber perdido los sueños de las obras que tenía en carpeta. Algunas pude recuperar y llevar a cabo gracias a mi equipo”. Aseveró que “en mil días se hicieron mil casas, 90 cuadras de asfalto, jardines de Infantes, tres ingresos a Villa Italia, se comenzó a ampliar el Hospital Santamarina y el de María Ignacia, se dejó todo listo para realizar la Terminal de Ómnibus y se inauguró el anfiteatro”.

Expresó que “cuando uno se va de Intendente entra en el olvido, así que no hay que creérsela nunca”.

Cambiemos

Lunghi indicó que están en el espacio Cambiemos porque quieren recuperar la República, salir de la corrupción y darle fuerzas a las instituciones del país, y aseguró que “en ningún momento dejaremos de ser radicales ni dejaremos de tener nuestra identidad, doctrina, filosofía e historia. Vamos a seguir avanzando como la Unión Cívica Radical porque como decía Illia ser radical es difícil pero vale la pena intentarlo”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario