La UCR se reúne en Córdoba para definir el regreso de los ex “radicales K”

Se trata de la primera reunión del máximo órgano resolutivo de la UCR desde la ruptura de la Concertación Plural, por lo cual se prevé que una fuerte discusión que tendrá como posturas extremas el pedido de “amnistía general” para todos aquellos que se aliaron al kirchnerismo y, por otro lado, el reclamo de quienes rechazan de plano el regreso de los rebeldes.
Según pudo saber Noticias Argentinas, la idea de la conducción radical es lograr una salida intermedia, que es la que viene proponiendo el Comité Nacional desde la ruptura de Cobos con el Gobierno: que los que quieran volver al partido puedan hacerlo siempre que adopten un rol opositor a la Casa Rosada.
Para el caso de Cobos, regirá la misma norma y sólo se le permitirá ser repatriado en 2011 cuando termine su mandato como vicepresidente, oportunidad en la que no se descarta que se presente para pelear por la sucesión de Cristina Kirchner. Durante el encuentro también se prevé que haya un gesto hacia los ex “radicales K”: el de establecer a abril próximo como fecha límite para la normalización de los cuatro distritos intervenidos por las autoridades nacionales: Corrientes, Río Negro, Santiago del Estero y Mendoza.
Además, habrá en la reunión un análisis de la situación política del país y la definición de la estrategia partidaria en la que se habilitará a las autoridades de la UCR a trabajar en posibles acercamientos a otras fuerzas políticas, entre ellas no sólo a los heridos de la Concertación, sino también la Coalición Cívica, Recrear y el socialismo de cara a 2011.
El debate se dará a lo largo de este viernes y sábado en el teatro Milac Navira de la ciudad cordobesa, hasta donde llegarán unos 380 congresales, que tendrán como primera misión designar al histórico dirigente Hipólito Solari Irigoyen como presidente de la Convención Nacional por el período 2008-2012.
De ellos, unos 80 pertenecen a la provincia de Buenos Aires y otros 40 a la Capital Federal y forman parte -junto a sectores de Río Negro, Santiago, Córdoba y Corrientes- del grupo “aperturista”, que reclamará el retorno al partido los disidentes, como el vicepresidente Cobos, además de un pedido de normalización de los distritos y rechazan la reforma de la Carta Orgánica.
Entre los que quieren un regreso inmediato de Cobos se encuentran referentes como Moreau, Federico Storani, Enrique “Coti” Nosiglia, Ricardo Alfonsín y otros dirigentes bonaerenses ligados al Comité provincial, que encabeza Daniel Salvador.
En cuanto al otro punto, Morales impulsa una profunda reforma del documento fundacional de la UCR para modernizar la estructura partidaria y modificar el esquema burocrático de toma de decisiones estratégicas. Entre ellas se contempla la implementación del voto directo de los afiliados para la elección del Presidente y la caducidad de mandatos y convocatoria a elecciones internas generales en simultáneo en todo el país para abril próximo.
Sin embargo, fuentes de la cúpula de la UCR reconocieron a NA que será difícil “encontrar consensos para estas reformas”.
Entre los cambios que sí serán introducidos están la obligación de que las bancas legislativas representen al partido y no a los legisladores -para evitar “borocotazos”-, la aplicación de la ley de ética pública al interior del partido y la introducción de un 33 por ciento de menores de 40 años en las listas.
Esta nueva reunión de la Convención se producirá exactamente dos años después de la Rosario, en la que se habilitó a la conducción a iniciar una alianza con Lavagna y se advirtió sobre posibles sanciones a radicales K, dos medidas que fueron luego ratificadas en la última sesión del órgano, realizada en marzo de 2007 en Avellaneda.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario