La Unión de Colectividades celebró el Día del Inmigrante

Bajo un intenso sol, ayer cerca de las 11, alrededor de una treintena de inmigrantes que integran la Unión de Colectividades de Tandil, se congregó al pie de la glorieta de la Plaza Independencia para conmemorar su día. Con sus coloridas banderas en alto, acompañados por el intendente Miguel Lunghi y la subsecretaria de Cultura y Educación, Natalia Correa, alzaron un “llamado a la reflexión” ante la crisis que se vive hoy en Europa.

Con los acordes de la Banda Municipal de Música se entonaron en primer lugar las estrofas del Himno Nacional Argentino para dar paso luego al discurso preparado por Naruechon “Chei” Rapapate, una inmigrante de Tailandia, quien se sumó en el último tiempo a la Unión de Colectividades de Tandil.

Contó que pertenece a un país que está muy lejos, cuyas costumbres son diferentes a las de Argentina y manifestó el honor de hablar en nombre de las colectividades, teniendo en cuenta que ella es “muy nueva” en la entidad local.

“Todos los que estamos acá estamos muy conmovidos por lo que está pasando con la inmigración en Europa, esto también ha pasado en Asia. Necesitamos un mundo más generoso y más justo para todos”, reclamó.

“Chei” explicó que los inmigrantes llegan por varios motivos, pero lo cierto, resaltó, es que en todos los casos existe un desarraigo y siempre se extraña algo de la tierra de donde vienen. En su experiencia personal, a pesar de haber encontrado aquí en Tandil mucho afecto y logrado aprender español, confesó que no hay día en que no recuerde con “nostalgia” la tierra que dejó, a su familia, amigos y costumbres.

“Argentina siempre ha sido un país con mucha inmigración y es importante que se siga aceptando a los inmigrantes que arriban con intenciones de tener mejor futuro en este hermoso país”, sostuvo.

Por lo tanto, llamó a “entender, aceptar y respetar” las diferencias entre culturas y así, entonces, aseguró que se logrará “un país más grande y maravilloso”.

“Agradecemos a la Argentina y principalmente a nuestra hermosa ciudad, Tandil, que nos aceptó y nos seguirá aceptando. También quiero transmitir el orgullo que siento de poder mostrar la rica cultura tailandesa y además la alegría de pertenecer a la Unión de Colectividades”, admitió.

 

El intercambio

de culturas

 

Tras su discurso, el intendente Miguel Lunghi les manifestó su alegría de estar con ellos celebrando este día tan especial y les transmitió que llegaron a un país abierto que los ha recibido sin inconvenientes ni conflictos, y siempre los ha integrado con todos los argentinos.

Les agradeció además porque “todas las colectividades, muy fundamentalmente lo que yo conozco de nuestra ciudad, han traído muchas cosas buenas que, a veces, a nosotros los argentinos nos falta un poco, que es el esfuerzo, trabajo y compromiso, el querer crecer, y el tema fundamental de cuidar la familia”.

El jefe comunal subrayó que todo ello lo han “desparramado por Tandil”, y eso fue y es muy positivo para el crecimiento de la ciudad. Por lo tanto, los felicitó, porque todos los años realizan este acto para recordar sus raíces, familias y sus culturas, y por transmitirlas para “seguir creciendo juntos y hacer un mundo mejor”.

En tanto, Lunghi garantizó que “el Municipio siempre va a estar abierto para todas las inquietudes que tengan para seguir haciendo una ciudad mucho más unida y cosmopolita como ha sido desde siempre”.

 

Un llamado a la reflexión

 

Por su parte, minutos antes de la colocación de ofrendas florales para dejar cerrado el acto conmemorativo, el vicepresidente de la Unión de Colectividades de Tandil, Gustavo Czop, manifestó en diálogo con El Eco de Tandil que a diferencia de otras veces, el acto de ayer “nos lleva un poco a la reflexión de lo que está sucediendo en el mundo y sobre todo desde Africa hasta Europa”.

Justamente, remarcó la importancia de “ver a representantes de las colectividades, no sólo de países tan lejanos como Tailandia o Taiwán, sino de los países hermanos de Sudamérica. Este año, ya somos 24 colectividades, se sumaron también Portugal y Ucrania, así que estamos muy contentos”.

 

La fiesta de las colectividades

 

Por último, invitó a toda la comunidad a la tradicional fiesta en el Centro Cultural Universitario, que se realizará el 11, 12 y 13 próximos. “Este año es muy especial ya que es la número 25, ya un cuarto de siglo, donde un grupo de inmigrantes, en 1990, dijo que había que festejar y dar a conocer las costumbres, y después a lo largo de los años se continuó”.

“La entrada tiene un costo de 20 pesos y lo recaudado en uno de esos tres días será donado al Hospital de Niños, así que invitamos a la comunidad a que se acerque a disfrutar y conocer más de las diferentes culturas”, culminó.

Un día con historia

 

Una vez más, se conmemoró con gran emoción el 4 de septiembre de 1812, porque aquel día el Primer Triunvirato firmó el decreto en el cual se ofrecía la protección a los individuos de distintas naciones que quisieran residir en el territorio argentino, después del grito de libertad de 1810. Por lo tanto, se convirtió en el primer indicio del Estado para la invitación a radicarse en el país que recientemente había nacido. Como dato, vale decir que esta fecha se instituyó como el Día del Inmigrante por el Departamento Ejecutivo Nacional en 1949, por el Decreto 21.430.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario