La UOM rechaza las suspensiones en Fundalum

Los empleados de Fundalum comenzaron ayer el recorte de horas “consensuado”, confirmado por el presidente de la empresa, Marcelo Porreca, ante la situación que atraviesa la firma por una baja en la producción. Horas antes a su concreción, hubo una audiencia en el Ministerio de Trabajo provincial, en la que el secretario general de la UOM en Tandil, Carlos Romano, expresó su rechazo a la medida y ratificó “el estado de alerta y movilización”.

En diálogo con El Eco de Tandil, el dirigente gremial informó que efectivamente en la jornada de ayer se suspendió al plantel, que comenzará a trabajar “un día menos por semana, sin goce de haberes”. Advirtió que la UOM “rechaza esta suspensión”, al justificar que “no se dieron los pasos administrativos que se tienen que dar”.

En detalle, argumentó que no se respetó “lo establecido en el artículo 98, de la Ley 24.013, y concordantes de la Ley 328/88, que dice que todo empresario con menos de 50 trabajadores, tiene que hacer una presentación en el Ministerio de Trabajo, al momento de decidir suspender, reducir horas y/o despedir al personal por causas económicas o falta o disminución de trabajo, y notificar también al gremio. En este caso, ellos obviaron todo”.

Por lo tanto, enfatizó Romano que, desde la UOM, “rechazamos las suspensiones y exigimos que paguen el ciento por ciento de los salarios caídos”. Si bien Porreca se encargó de aclarar que fue una medida “consensuada” con los trabajadores, aclaró que “tienen que notificar al secretario general gremial, porque sino lo que tomamos nosotros es que pueden haber hecho un acuerdo interno bajo presión, por posibles despidos o algo de eso”.

En consecuencia, insistió en que la patronal tiene que notificar al secretario general “como marca la ley”.

 

“Socios en las pérdidas

y en las ganancias, nada”

 

El dirigente gremial informó que este jueves se acordó un cuarto intermedio hasta el 11 de febrero próximo. Mientras tanto aseguró que el sindicato se mantendrá “en estado de alerta y movilización”.

Romano criticó que “cuando pasan cosas como éstas, la suerte siempre está echada. Nos hacen socios en las pérdidas y en las ganancias nunca nada”, y eso -aclaró- es lo que se le manifestó a Porreca. “Tuvieron un año muy bueno, sin suspensiones y con algunas horas extras. Entonces que guarden un poco de la ganancia que tienen para estos casos. Sobre todo hoy, por cómo está el país, que está por explotar esto”, expuso.

Lanzó en tal sentido que “estamos continuamente con una inflación impresionante, remarcando las góndolas y nos suspenden sin un solo peso”.

 

Las expectativas

 

En ese contexto, confesó que “las expectativas se van a empezar a complicar” al ver las medidas que está tomando el Gobierno.

“El empresario mismo está diciendo que un dólar a 14 pesos, en algunas empresas, no son competitivos. Si bien para algunos sí; para otros no. Ya lo está diciendo por todos lados Omar Farah, no lo digo yo”, subrayó.

Por lo tanto, insistió en que “la patronal ponga un poco de las ganancias que tiene, que no dejen al trabajador solo, porque también es el que le da de comer a ellos”.

 

“Las políticas las toma el Gobierno”

 

En el marco de la situación que atraviesa puntualmente Fundalum, Romano valoró el anuncio de Porreca, quien aseguró que ya comenzaron a buscar alternativas de mercado. Consideró “bárbaro” que así sea, ya que explicó que “el empresario tiene que hacer eso porque nadie viene a golpear la puerta, tiene que ir a buscar trabajo”, pero insistió que “tiene que haber una pequeña cajita para que, cuando sucedan estas cosas, paguen aunque sea el 70 por ciento de los días caídos al personal”, dijo.

“Hay muchas empresas que lo pagan”, aclaró Romano, y aspiró “por lo menos ver la posibilidad de aunque sea aguantar 60, 90, o 120 días y después si se complica se pedirá ayuda al Municipio, la Provincia o la Nación porque las políticas las toma el Gobierno; no el gremio, el gremio no los está perjudicando para nada, al contrario, los está ayudando muchísimo”, subrayó.

Ratificó por último que la UOM se mantiene “en estado de alerta y movilización” y esperará a la próxima audiencia del 11 de febrero. “Siempre y cuando no se corte el diálogo”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario