La Usina convoca a empresas como posibles proveedoras para promover la industria local

Bajo la premisa de ratificar el apoyo al desarrollo económico de la ciudad, se llevará a cabo un “road show” a partir de hoy y hasta el jueves 16 inclusive, en horario de 9 a 12, en el primer piso de su Planta Operativa (Nigro y Sáenz Peña).
Allí los responsables de la entidad recibirán a proveedores locales de insumos y servicios, que podrán tomar contacto con los materiales y elementos que la distribuidora considera que pueden ser fabricados por ellos en sus talleres.
La propuesta redundará en un beneficio doble, tanto para la prestadora del servicio de energía eléctrica de la ciudad como para las firmas metalmecánicas interesadas, teniendo en cuenta la compleja situación actual por la que atraviesa la actividad. “La Usina busca favorecer la industria local en todo lo que sea posible, estimulando el consumo interno, por un lado; y además, poder corregir sobre la marcha los errores o las diferencias que surjan en los productos”, resumió el gerente técnico Guillermo Saab.
 
El objetivo de 
la convocatoria
 
Luego de aclarar que la Usina intentó en otras oportunidades comprar productos locales, explicó que la propuesta surgió por dos motivos centrales. Uno porque consideran conveniente para su funcionamiento que el proveedor sea local, no sólo para ver el producto, su calidad, sino también para evitar los gastos de transporte y las demora; y otro, porque ayuda a promover la industria local.
“Inicialmente estamos apuntando a la metalmecánica”, señaló, dado que la ampliación hacia otras actividades estará sujeta a la respuesta que logren con esta primera convocatoria.
Respecto a “Compre Tandil”, Guillermo Saab expuso que “la idea es mostrar a la industria local algunos de los productos que compramos, que inicialmente entendemos pueden ser producidos en la ciudad”.
“Compramos productos muy específicos, como transformadores, interruptores o aisladores, que son de proveedores nacionales e incluso internacionales. Hay equipos que importamos de Europa pero también hay muchas partes que muy probablemente puedan ser fabricadas en talleres tandilenses”, estimó.
En esa línea, el gerente técnico dijo que en un primer acercamiento se exhibirá una batería de productos “más simples”, y en la medida que avance la producción, se aumentará la complejidad del elemento a comprar. “En función de la respuesta que tengamos, vamos a ir ampliando los insumos”, aseguró.
Desde la Usina ratificaron que los productos deberán respetar los requerimientos de forma y calidad, y que los costos deberán ajustarse a los parámetros de los adquiridos a otras empresas.
Una vez que los talleres vean qué productos podrían ofrecer, serán anotados en la lista de proveedores y en la próxima licitación serían convocados para que presenten su oferta. Por eso, otro de los objetivos apunta a actualizar la nómina de potenciales vendedores locales. “Hacemos licitaciones abiertas y esperamos tener mayor cantidad de propuestas para poder analizar entre varias alternativas”, confió el gerente técnico.
“Tenemos esperanza porque sabemos que hay buena calidad de talleres y mano de obra en la ciudad y que quizás hoy no conocen los materiales que utilizamos y no hay ofertas”, concluyó. u
 
 
————
 
La ampliación hacia nuevos
mercados, otra de las ventajas 
 
 
Entre otra de las ventajas de la iniciativa, el gerente técnico resaltó que los productos adquiridos por la Usina de Tandil son los mismos que utilizan “todos” los distribuidores de energía eléctrica del país.
Por ello, entienden que representará un primer paso hacia la generación de nuevos mercados para el sector metalmecánico marcado por una posible demanda, gracias a una base de datos propia que comparte la totalidad de los prestadores del servicio a nivel país. “Si logramos que un proveedor nos venda un equipo, se colocará en el sistema para que tenga la posibilidad de venderlo a otras empresas”, subrayó Guillermo Saab. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario