La vida, las mismas calles

“Hoy me devuelvo de donde vengo, para poder continuar”. La letra de La Renga en la potente “La vida, las mismas calles” hubiera estado a tono ayer, mientras Juan Martín Del Potro recorría algunos de los lugares que lo vieron crecer.
“Acá tengo la mayoría de mis afectos, mi familia. Es el lugar en el que puedo saludar a toda la gente y me hacen sentir todo el cariño. Sólo tengo palabras de agradecimiento para ellos”, soltó un rato después de recibir las muestras de afecto de grandes y chicos.
Ya dentro del club Independiente, uno de esos lugares que lo marcaron para siempre, contó que “siempre que vengo ando por la calle, veo las cosas nuevas de la ciudad y la forma en que va creciendo. Por supuesto que me doy cuenta de tantos chiquitos que juegan al tenis y que me hacen recordar a mis comienzos”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario