Las Abuelas de Plaza de Mayo recuperaron a otros dos nietos; ya suman 92

“Abuelas cumplió en la búsqueda. Ahora todo lo demás corre por la familia y las dos personas que han recuperado su libertad. Hay que respetarlos”, sostuvo Carlotto y expresó su “doble emoción” por el hecho de que “los hermanos de los chicos encontrados fueran quienes impulsaran la búsqueda”.
En una conferencia de prensa cargada de emoción, la presidenta de Abuelas hizo una breve reseña de la historia de los nietos recuperados y señaló que se trata de la hija de María Teresa Trotta y Roberto Castelli, desaparecidos en 1977, y del hijo de Francisco Goya y Lourdes Martínez Aranda, secuestrados en 1980.
Según indicó Carlotto, en ambos casos los estudios de ADN arrojaron que ambos eran un “99,99 por ciento compatibles con las parejas desaparecidas”, por lo que no quedaron dudas acerca de su identidad. Por su parte, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde, remarcó la tarea de la asociación, y afirmó que contribuye a “derribar el muro de la mentira y la impunidad” que aún existe en el país. A la vez, se mostró confiado en que “no va a pasar mucho tiempo hasta llegar a los 100 nietos” recuperados.
Junto a Carlotto y Duhalde estuvo Verónica, la hija mayor de Teresa Trotta y Roberto Castelli, quien participó activamente en la búsqueda de su hermana, mediante su militancia en las agrupaciones H.I.J.O.S. y Hermanos de Desaparecidos. “Por primera vez en mi vida me siento plena, porque dediqué mi vida a esto.
Estoy muy feliz por haber recuperado a mi hermana, pero no sé cómo transmitirlo”, aseguró Verónica, aunque prefirió no dar detalles sobre la forma en que los dos nietos recuperados tomaron la noticia sobre su verdadera identidad. La hija de la pareja conformada por Trotta y Castelli recibió el análisis de ADN el pasado viernes 25 de julio, en tanto que el hijo de Goya y Martínez Aranda se enteró este lunes, por boca del juez federal Ariel Lijo.
La joven, nacida entre fines de abril y principios de mayo de 1977 en el sector de Epidemiología del Hospital Militar de Campo de Mayo, luego de que sus padres, ambos militantes de Montoneros, fueran secuestrados el 28 de febrero de ese año. A la vez, el nieto recuperado nació el 31 de julio de 1979, pero fue secuestrado junto a sus padres entre abril y julio de 1980.
En ese momento sus familiares y el equipo de Abuelas comenzaron la búsqueda, aunque la investigación tomó fuerza luego de una denuncia de un arrepentido, lo que facilitó que se encontrara al joven.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario