Las chicas de Las Tunitas quieren ser ?Las Pumas? de la mano de la organización Reinventar Tandil

Catalina Granel, profesora de educación física y presidenta de la ONG Reinventar Tandil, recorre los barrios, las parroquias, los clubes. No se cansa de golpear puertas para generar proyectos, pero hay uno en particular que la desvela y tiene que ver con ?Las Pumas?.
Esta propuesta comenzó a fines de 2005, en el barrio Las Tunitas, donde las niñas y adolescentes practican hockey y, a través del deporte, incorporan valores humanos como respeto, compromiso y responsabilidad. 
Durante los dos primeros años, doce chicas participaban de estos encuentros que fueron sumando jugadoras de forma paulatina. ?A partir del año pasado ya había 27 chicas, inclusive 2 varones. Las edades van de 8 a 17 años. Algunas están incluidas en el club Uncas; en este momento dos, que están sosteniendo en el club?, relata Catalina Granel.
Ocurre que varias de las deportistas se revelaron con condiciones natas y empezaron a participar de los equipos de Uncas. ?Son más estímulos semanales y se las veía talentosas técnicamente, familiarmente también había un sostén y tenían entusiasmo para participar en la Liga?, explica la presidenta de la ONG, aunque enseguida aclara que ?la idea no es la competencia, sino cultivar valores?.
Lo fundamental para Reinventar Tandil en rescatar y destacar el respeto, compromiso y responsabilidad que, en este caso, las chicas incorporan por medio del deporte. Se inician en el hockey sin conocerlo, pero enseguida se enganchan por sus cualidades de deporte en equipo, lo que lo convierte en una práctica colaborativa y solidaria.

La prevención

Si bien trabajan con chicos desde los 8 años, Catalina considera que ?se tiene que bajar la edad cada vez más para tratar de prevenir embarazos adolescentes, el consumo de drogas, tabaco, alcohol, lo que es la droga legal, eso es fundamental. También lo que es la permanencia en el sistema educativo. Se trata de antes de comenzar la adolescencia brindar un deporte que les permitas otras metas y abrir un poco más lo que es la visión de futuro?.
Otro de los aspectos importantes de este proyecto es el seguimiento escolar: ?El año pasado, de 27, una sola jugadora dejó la escuela y dos repitieron?. En el barrio, ?siempre hubo mucho ausentismo, muy bajas notas?, describe la presidenta de Reinventar Tandil.
En cuanto al compromiso que manifiestan con el equipo, asegura que ?todas ellas quieren ser ?Las Pumas?, tienen mucha identidad con el equipo y esperan el día miércoles, los entrenamientos, y ahora están los jueves también que, a partir del año pasado, van dos pasantes del Instituto de Educación Física, y se abrió otra categoría?.
La convocatoria es de boca en boca, y los chicos y chicas se acercan a la Escuela 10 o al Centro Integrador Comunitario (CIC) para obtener información sobre el equipo.
En cuanto a la continuidad de las jugadoras en el tiempo, Catalina comenta que ?de la primera camada hay una que está en Uncas, hay cuatro o cinco que siguen en Las Pumas y hay dos que se habían cambiado de barrio. Ahora algunas que han dejado quieren volver?.
-¿Observan que van incorporando los valores?
-En algunas sí, donde hay todo un acompañamiento familiar. En algunas es un poco más difícil, porque hay otras realidades que escapan al deporte y es muy difícil, es un trabajo de hormiga.
-¿Son multiplicadoras fuera del equipo de lo que aprenden?
-Hay chicas que las mismas preceptoras (en la escuela), porque voy a los colegios y en algunos trabajo, dicen que notan cambios. Pero es muy relativo según el sostén familiar.
-¿Abandonan por embarazo?
-Hay una de las chicas que se cambió de barrio que está por tener familia y otra que empezó, no fue ni un mes, también ya tuvo familia y tiene 15 años, y otra chica que estuvo 6 meses con nosotros hace 2 años atrás, ya tuvo familia. De 27, 3 no fueron a la escuela y quedaron embarazadas.
En realidad, las otras continúan jugando al hockey. Las adolescentes no van todos los miércoles, pero cuando hay partido van porque son ?Las Pumas?. Cuando hay partido, aparecen todas, y se valora.

En el nombre
de Las Leonas

Cuenta Catalina que las chicas de Las Tunitas ?se autodenominaron Las Pumas en 2006, cuando empezaron a jugar. Las primeras doce, en un viaje a Buenos Aires, cuando fuimos al torneo de actitud deportiva de la Fundación Desarrollo a través del Deporte (DAD), donde como asesor está ?Cacho? Vigil. Ellas dijeron: ?Nosotros somos Las Pumas?, pero querían decir ?somos Las Leonas??, entonces tomaron ese nombre.
Las primeras camisetas, celestes y blancas, las diseñaron las jugadoras, en franca alusión a las selecciones argentinas de rugby y hockey.
La experiencia de Catalina, organizadora de partidos entre ?Las Pumas? y clubes e instituciones de la ciudad, le dice que ?a los adolescentes lo que les cuesta la continuidad, pero también pasa que tienen que cuidar a sus hermanos. Por eso de las 8 que se sumaron continúan 2 en Uncas, porque tienen otras ocupaciones?.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario