Las chicas patean fuerte

En esta ocasión, Ferro se destacó por ser el primer club con un equipo de fútbol femenino en Tandil. Gonzalo Franco y Daniel Candia, su ayudante, ambos jugadores de la institución y que patean la pelota desde muy chicos, decidieron conformar un grupo de mujeres que se animen y tengan ganas de transpirar la camiseta en una cancha de primera. Es así como se suman a Mar del Plata, Miramar y Buenos Aires con un equipo femenino de futbolistas.

¿La mayor motivación del as chicas para participar? Pertenecer a equipos más grandes, dejar el césped sintético, tener una gran tribuna que las aliente y contar con las mismas oportunidades y posibilidades que los varones. Entre las jugadoras del nuevo equipo de once del club, el sueño de jugar en una cancha de primera es el motivo compartido para unirse a los entrenamientos de Gonzalo. Marina Pizarro, quien antes se dedicaba al hockey, hace cinco años que practica fútbol y ya se ha convertido en su pasión y el fundamento por el cual decidió aventurarse a desempeñarse en una cancha más grande. Por el momento, deberán esperar entre tres y cuatro meses antes de tener su primer partido con la liga de Mar del Plata, lo cual provoca el aumento del entusiasmo.

Pepo Ibarra, organizador principal de la Copa Cosa de Serranos, el conocidísimo torneo de fútbol local, admitió que luego de comenzar en 2013 con la división de mujeres dentro del certamen, alcanzaron los 34 equipos participantes durante la primera parte de 2016. Para el próximo torneo Clausura, donde se seleccionan los mejores equipos, a realizarse entre agosto y septiembre, se estima que se contará con la inscripción de 40 ó 50 grupos. Incluso, reconoce que algunas chicas que integran la categoría A tienen tal rendimiento que considera se podrían dedicar al deporte profesionalmente. Además, a pesar de tratarse de un deporte donde los hombres predominan, las chicas afirman que tienen el respeto del sector masculino.

El DT del equipo parece estar cómodo con su rol, dijo que es “más fácil trabajar con mujeres, porque los varones van con la idea de que ‘ya lo saben’. Las chicas observan mucho y prestan atención a la forma en la que se hacen los movimientos y los ejercicios, es más fácil explicarles.” Por el momento, según los entrenadores, formar y consolidar un equipo femenino de primera es un proyecto a largo plazo, ya que en este momento las jugadores de este primer grupo formado tienen entre 15 y 20 años y no cuentan con una edad uniforme, por lo que se planea comenzar con los partidos oficiales en el primer semestre de 2017. Aunque crear una formación sub 17 y sub 21 permitiría la completa concreción del proyecto inicial.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario