Las farmacias atenderán a los afiliados de Pami hasta el martes, pero exigen respuestas integrales

Algunas farmacias de Tandil, como en el resto del país, suspendieron ayer la atención a afiliados del PAMI. Anoche, la Confederación Farmacéutica Argentina comunicó la decisión de levantar la medida de protesta hasta el próximo martes, cuando mantendrán una reunión con el titular del PAMI Carlos Regazzoni. Antes, la industria les informó que la obra social había realizado un desembolso de 500 millones de pesos para regularizar parte de la deuda.
“Este pago de urgencia realizado por PAMI a través de la Industria Farmacéutica no es la solución del problema, ya que de no resolverse el resto de la deuda y esencialmente la sustentabilidad del convenio, frente a un reconocimiento de parte del instituto de no poder solventar el actual nivel de prestación, la próxima semana el estado de cosas volverá a un punto crítico”, señaló la entidad.

Valoró la “reacción” del PAMI que anticipó los pagos previstos para el 28 de junio y la interpretó como “un gesto de buena voluntad”. Por eso, ante al inminente encuentro con el doctor Regazzoni, expresó que “respondemos a esa actitud también demostrando nuestra buena voluntad, levantando la medida dispuesta hasta la reunión con el director”.

En ese sentido, exigió de parte del PAMI “la toma de decisiones que cierren la incertidumbre de cobro para las farmacias y permitan la sustentabilidad del convenio”.

La entidad agregó que “requerimos adicionalmente formar parte de las discusiones en las que se resuelven las cuestiones atinentes a la prestación de medicamentos en el PAMI, ya que hasta el momento de esas reuniones forman parte funcionarios, técnicos, gerentes de laboratorios y economistas, pero está ausente el único eslabón imprescindible en el manejo del medicamento y el conocimiento de campo en el vínculo con el afiliado, que es el farmacéutico”.

Por último, ratificó “nuestra buena voluntad para alcanzar una solución a esta crisis del Convenio PAMI, que no es el pago de urgencia realizado hoy (por ayer) como respuesta a nuestra acción, sino un plan integral que incluya el compromiso efectivo del pago de lo adeudado y un régimen futuro que nos brinde a las farmacias, y al resto de la cadena de pagos, la certeza que requerimos para seguir realizando nuestra labor en el marco de respeto que nuestra tarea merece”.

En Tandil

El Colegio de Farmacéuticos local, a través de un comunicado, confirmó la adhesión a la medida adoptada por la Confederación Farmacéutica Argentina. Fundamentaron la decisión en una abultada deuda que la administración del instituto previsional no reduce sino que, por el contrario, se acrecienta mes a mes. A su vez, advirtió sobre los problemas financieros en el sector.

Además, develaron que la deuda “supera los mil millones de pesos, llegando a 120 días de atraso” y agregaron que las farmacias se encuentran “imposibilitadas de hacer frente a sus compromisos con los proveedores y se enfrentan al corte de su capacidad de aprovisionamiento de los medicamentos y brindar servicio para todos los pacientes, sean o no afiliados al Pami”.

En tanto, a nivel nacional denunciaron “una ruptura de la cadena de pagos por el atraso en los cobros de las prestaciones que se remontan, en algunos casos, al mes de febrero”.

Aseguraron que la demora en los pagos alcanza los 2.500 millones de pesos, y desde el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia de Buenos Aires indicaron que en el caso de las farmacias bonaerenses la deuda asciende “los mil millones de pesos” y que si bien “no es nueva, comenzó en años anteriores y se incrementa cada día”. u

La red de farmacias de Amemt seguirá prestando el servicio

Por su parte, Raúl Escudero, titular de la red de farmacias de la Asociación Mutual de Empleados Municipales de Tandil (Amemt), afirmó que seguirán atendiendo a los afiliados del Pami, a pesar del complejo panorama que atraviesa el sector.

En diálogo con El Eco de Tandil, remarcó que “mientras podamos, nosotros vamos a asumir el compromiso de proveer medicamentos a los afiliados del Pami, tal cual lo hemos hecho en estos veinte años, desde que arrancamos a brindar el servicio en la farmacia mutual. Seguiremos atendiendo, como veníamos haciéndolo”.

Sin embargo, confirmó la abultada deuda que mantiene la obra social y resaltó que ya en diciembre pasado la situación “era de locos” por el atraso en los pagos.

“Esto se agravó mucho más porque entre el 25 de noviembre y el 30 de diciembre, los medicamentos aumentaron en un promedio de entre un 30 y 35 por ciento. Los plazos de pagos a las droguerías son de 21 días y si se cobra a 90 o 120 días, se hace un cuello de botella donde es imposible poder financiarlo”, advirtió.

“Pero además -señaló Escudero- la que tiene el convenio con el Pami es la industria farmacéutica, que produce su medicamento, lo distribuye a las droguerías, y de ahí va a las farmacias. La industria farmacéutica a través de las droguerías nos cobra a los 21 días y nos exige una modalidad de pago que sabe que no podemos cumplir, ya que ellos, que nos tienen que hacer la nota de crédito y pagarnos, si no le cobran al Pami ¿cómo nos exigen a nosotros que les paguemos?”.

Y completó: “A algunas droguerías les pagamos a través de notas de créditos, y si la industria farmacéutica no nos da las notas de créditos ¿cómo hacemos para pagarle a ellos mismos? Ellos nos pagan un porcentaje en notas de crédito -que nosotros se la damos a las droguerías-, y otra en efectivo. En este momento está todo atrasado. Y los valores de deuda son monstruosos -enfatizó- por lo que se han incrementado los medicamentos”.

La perspectiva

Por último, en cuanto a las expectativas, el titular de la red de farmacias de Amemt valoró que, a partir del cambio de autoridades en el Pami, “algo se mejoró y hemos tenido un achicamiento en los plazos de pago respecto a cómo veníamos al pasado 31 de diciembre”, pero advirtió que “todavía tenemos pendiente parte de febrero, marzo, abril y mayo. Las cifras son monstruosas”.

“Lo que genera -explicó- intereses de las droguerías, intereses también en el banco, y una situación insostenible. Por lo tanto, ¿qué tenemos que hacer? Lo que hay que hacer es no seguir comprándoles a las droguerías porque las droguerías te cortan el crédito. Es sencillo”.

Más allá del complicado escenario, ratificó por último que en “la red de farmacias de Amemt mantendremos la atención a los afiliados del Pami”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario